Menu
 

La luna llena de febrero, también conocida como luna de nieve, coincidirá este año con un eclipse lunar durante las primeras horas del 11 de febrero. Además, un cometa hará su máxima aproximación a la Tierra, siendo visible en el firmamento nocturno.





Durante la luna llena, en la noche del día 10 al 11 tendrá lugar un eclipse penumbral de Luna, por lo que cabe esperar una ligera disminución en el brillo de nuestro satélite. En esa noche, Sol, Tierra y Luna se encontrarán en la misma línea recta. La Luna pasará entonces por la zona de penumbra que rodea a la sombra proyectada por nuestro planeta en el espacio.

Esa misma madrugada, el pequeño cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdusakova, que nos visita cada 5,25 años y pasó por su punto más cercano al Sol —el perihelio— el pasado 31 de diciembre, alcanzará su máxima aproximación a la Tierra cuando se encuentre a unos 12 millones de kilómetros de distancia. Su brillo estará en el límite de lo que puede apreciar el ojo humano y, debido a que habrá luna llena, será conveniente utilizar unos prismáticos para localizarlo al alba.

El cometa cruzará el cielo desde la constelación de Hércules, antes de pasar por las constelaciones Corona Borealis (la Corona del Norte), Boötes (el Pastor), Canes Venatici y Ursa Major.


Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top