Menu
 

La radiación de la central nuclear de Fukushima ha alcanzado niveles tan elevados que está poniendo serias dificultades para llevar a cabo las misiones robóticas destinadas al reconocimiento y la limpieza de la planta. Esto es debido a un agujero que ha sido detectado en la vasija del reactor 2, de donde se cree que procede una fuga de combustible nuclear. 




Hace tan solo unos días, Tokyo Electric Power Co (TEPCO), la compañía encargada de la gestión de las tareas de limpieza, se veía obligada a retirar un robot debido al nivel de radiación en el reactor número 2, y hoy ha vuelto a suceder lo mismo. En este caso la afectada ha sido una unidad escorpión, un modelo desarrollado por la compañía nipona Toshiba en colaboración con el Centro Internacional de Desmantelamiento Nuclear (IRID por sus siglas en inglés). 



Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top