Menu
 

Fue en noviembre de 2014 cuando Nueva York anunciaba un agresivo proyecto que la convertiría en la ciudad más conectada del mundo, el proyecto era conocido como Link NYC y consistía en módulos públicos equipados con una tablet con acceso a Internet, puertos USB para cargar dispositivos, además de ser puntos de acceso WiFi gratuitos con velocidades de hasta un gigabit, con lo que se buscaba actualizar las viejas cabinas telefónicas de la ciudad.




A sólo dos días de que terminara el 2015, Nueva York estrenaba sus flamantes módulos con lo que tanto turistas como habitantes podían tener acceso a una amplia gama de servicios vía Internet y de forma gratuita en plena calle. Sólo que al instalarlos no pensaron en un pequeño detalle: la gran cantidad de vagabundos que han acaparado los módulos para su entretenimiento.


Cuando la tecnología no piensa en su entorno

Al día de hoy hay más de 8.000 estaciones de Internet en las calles de Nueva York, pero debido a los vagabundos no se ha podido cumplir el objetivo principal del proyecto, ya que estas personas han encontrado la distracción perfecta para pasar el tiempo, donde permanecen horas e incluso se reúnen para escuchar música, ver vídeos en YouTube, consumir drogas y hasta ver porno, sí, en plena calle y sin temor a nada.

Pero no sólo vagabundos, hasta los mismos empleados de cafeterías o gente que no tiene internet en su casa suelen salir a la caza de uno de estos módulos para ver películas, vídeos y escuchar música por horas, sin importar que otras personas necesiten el servicio para una emergencia.




Esto ocasionó que los habitantes, sobre todo aquellos que viven cerca de una de estas estaciones, levantaran quejas a los responsables del servicio, ya que el objetivo era que sirvieran como herramienta informativa y de comunicación, no como medio de entretenimiento donde personas ven contenido para adultos sin importar que estén frente a un colegio.

Esto llevó a que los encargados de Link NYC hayan decidido limitar el acceso a la tableta, la cual no tendrá navegador y sólo permitirá consultar mapas de Google, así como horarios de transporte y servicios de emergencia; la conexión WiFi gratuita de alta velocidad se mantiene, así como los puertos USB. Con esto se espera que ahora sí las nuevas estaciones de Internet cumplan su propósito inicial.



Fuente

Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top