Menu
 

La semana del Deutsche Bank, que ya arrancó el lunes con caídas del 6%, parece destinada a acabar con un viernes negro. A la apertura el banco ha visto caer el valor de sus acciones un 8%, aunque luego se ha suavizado hasta un 4% a la espera de que cierren los mercados para conocer el daño real.

 



El motivo de estas caídas han sido las especulaciones de la prensa financiera de Estados Unidos, que aseguraba que grandes fondos estaban retirando sus participaciones ante un posible rescate del Gobierno alemán. 

Las teóricas salidas de clientes del banco en su filial de Estados Unidos y una retirada de activos y fondos, que podría alcanzar los miles de millones de dólares, ya causó ayer que sus acciones en la Bolsa de Wall Street cayeran casi un 7%. Concretamente serían diez grandes fondos que Bloomberg no ha querido revelar.

Para calmar a los inversores, el presidente de la entidad, John Cryan,  dijo que a pesar de lo que se está leyendo, eso genera miedo "sin razón". Asegura que hay "ciertas fuerzas" que quieren erosionar al grupo con el apoyo de los medios de comunicación pero que son un banco "sólido" con 20 millones de clientes. Resto peso a una posible fuga de estos capitales recordando que más de 800 fondos tienen presencia en el Deutsche Bank.

Las bolsas sufren las consecuencias

Los valores bancarios caían este viernes por la mañana en las bolsas de Europa, de París a Londres pasando por Milán y Madrid, arrastrados por los temores sobre la solidez de Deutsche Bank. "Hay un agravamiento de la percepción del riesgo para los inversores", dijo a la AFP Alexandre Baradez, analista de IG France.

Lastrados por esta caídas, Société Générale perdía un 4,09% en París, tras haber caído más de 5%, Barclays retrocedía 3,11% a 162,10 peniques en Londres, Unicredit bajaba 4,17% a 1,951 euros en Milán, y en Madrid el banco de Santander caía 4,59% a 3,77 euros. Banco Popular, Sabadell y Bankia también rozan caídas del 4%, estando el Ibex 35 en rojos y por debajo de los 8.700 debido al retroceso del 2%

La crisis de Deutsche Bank

Las dudas sobre la salud del banco alemán son cada vez más fuertes. En septiembre, la justicia de Estados Unidos le reclamó una multa récord de 14.000 millones de dólares en un caso relacionado con las crisis de las 'subprimes' en 2008.

Y en un artículo publicado la semana pasada, el semanario 'Focus' asegura que la canciller alemana Angela Merkel habría descartado cualquier tipo de ayuda al bancoantes de las legislativas de 2017 y que tampoco contemplaría mediar con Washington para reducir la multa. Poco tardaron desde la entidad en reconocer que no se contempla ningún tipo de ayuda, asegurando que la situación "es mejor de como se percibe desde fuera".

Fuente: La Información
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top