Menu
 

Efraim Inbar, una de las autoridades más influyentes en las estrategias militares de Oriente Próximo, ha declarado que es un error y una locura acabar con los terroristas, debido a que el daño que han causado y pueden causar es menor que las ventajas que ofrece su existencia. También afirma que sería una buena idea prolongar la guerra en Siria.




Uno de los teólogos más cercanos al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, publicó un artículo en el que solicita a Occidente no acabar con el Estado Islámico, ya que esta organización tiene más valor para Occidente que continúe activa. También afirmó que el gran enemigo de Occidente es Irán, algo que no se reconoce,informa el diario español Público.

Efraim Inbar es el director de BESA, el "centro de estudios estratégicos" de la Universidad ortodoxa Bar-Ilan de Tel Aviv, siendo además un influyente profesor académico que realiza trabajos de asesoramiento, por los que cobra, para el gobierno y ejército de Israel y la OTAN, y sus opiniones influyen en la política exterior de Israel y Occidente en asuntos de Oriente Próximo.

Otro miembro destacado del Centro BESA, David Weinberg, ha apoyado el artículo publicado por Inbar. En un artículo titulado ¿Debería desaparecer el Estado Islámico?, Weinberg afirma que el Califato le interesa a Occidente ya que el Estado Islámico es "un tonto útil". El artículo se publicó en el diario Israel Hayom, propiedad del magnate judío-americano Seldon Adelson, publicación afín al gobierno de Netanyahu.
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top