Menu
 

Después de que el gobierno alemán recomendase a sus ciudadanos almacenar alimentos y agua en caso de una catástrofe, el gobierno checo está advirtiendo a su población a "prepararse para el peor de los escenarios".



Medios de comunicación checos están advirtiendo que las reservas de alimentos del país serían incapaces de satisfacer la demanda en caso "de una crisis nacional". En particular, los suministros de leche en polvo son especialmente bajos.

Steven Ben-DeNoon, representante de la ONU residente en República Checa, afirma que los canales de noticias también están anunciando que el gobierno checo está pidiendo a sus ciudadanos "estar preparados para el peor de los posibles escenarios".

A primeros de agosto, el presidente Checo Miloš Zeman se pronunció a favor de que los ciudadanos puedan portar armas de fuego para casos de terrorismo.

Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top