Menu
 

Agentes de policía de la ciudad escocesa de Glasgow (Escocia), aún están perplejos por el suceso que ocurrió tras una llamada que alertaba de ruidos extraños en una vivienda.


Al llegar al lugar, los oficiales fueron testigos de ver como la ropa volaba a través de una habitación, las luces se apagaban y encendían, las puertas se abrían y cerraban... Incluso un perro chihuahua que estaba en el jardín apareció en lo alto de un seto de 2 metros de altura.

La familia que vive en la casa tuvo llamó a la policía en estado de pánico.Según declararon, llevaban dos días ocurriendo extraños sucesos.


Uno de los policías dijo "estos incidentes fueron presenciados por nuestros propios oficiales. No tenemos ninguna explicación a lo ocurrido en ese lugar"

Oficiales con más de 20 años de servicio afirman que nunca habían visto nada como esto. De hecho, varios de los agentes intervinientes están recibiendo tratamiento psicológico.
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top