Menu
 

Las expediciones que han viajado a la Luna han traído una considerable cantidad de información, pero el supuesto satélite natural de nuestro planeta sigue siendo todo un misterio para los investigadores. 



El primer hombre seleccionado por la NASA para dirigir la Comisión de Exploración Lunar, el Dr. Jastrow, se refirió a la Luna como “la Piedra Rosetta de los planetas”. Muchos ufólogos están convencidos de que la Luna no es un satélite natural, sino un satélite artificial construido por una civilización más avanzada que la utilizan como base para documentar el comportamiento de nuestra especie.

Otros creen que los alienígenas no están tan interesados en nuestra sociedad, ya que no entienden la violencia entre seres de la misma especie, por lo que la Luna sirve como una simple “torre de vigilancia” para detectar si la humanidad tratar de salir de la Tierra y viajar a través del espacio.

La teoría oficial actual dice que su cuerpo está cubierto por una capa rocosa de unos 4 kilómetros de grosor, con componentes químicos extremadamente duros, tanto como para soportar un impacto a gran escala con un asteroide sin sufrir mucho daño.

El investigador de la NASA Robin Brett, dijo una vez que “parecía más fácil de explicar la no existencia de la Luna que su existencia”.


Aquí se exponen algunos misterios que ponen en duda si la Luna fue construida artificialmente:

-En 1969, Estados Unidos construyó un módulo, con el único propósito de estrellarse contra la Luna para estudiar los efectos posteriores. La potencia estimada del impacto se calculó que equivaldría a mil kilogramos de TNT. Tras el impacto controlado, los expertos de la NASA observaron cómo la Luna generó un sonido parecido al de una campana gigantesca, prolongándose el eco durante más de media hora. Ken Johnson, supervisor de la operación, declaró que la Luna “vibró de una manera simétrica, como si tuviera gigantescos puntales y un amortiguador hidráulico en su interior”.

-En los años 70, Alexander Shcerbakov y Mikhail Vasin publicaron un artículo llamado “¿Es la Luna la creación de alguna inteligencia extraterrestre?”. En el artículo se exponen hechos conocidos que desafían cualquier explicación lógica. La superficie de la Luna, la única parte que podría ser estudiada, se compone de materia dura muy poco común.


-En las muestras recuperadas de la Luna se ha encontrado metal forjado, algo que es imposible que se hubiese formado allí. Los científicos encontraron pedazos de uranio altamente procesados, cosa que la ciencia nunca ha sido capaz de lograr a través de procesos naturales. También han encontrado trazas de metales radioactivos, normalmente utilizados para producir plutonio a gran escala. Todo esto es una clara evidencia de que hay algo en la Luna, al contrario de lo que siguen haciendo creer al mundo.

-Se ha descubierto que la Luna tiene más de 4 millones y medio de años, lo que hace que sea más antigua que nuestro planeta casi un millón de años. Es diferente de cualquier otro satélite conocido hasta ahora. A diferencia de cualquier otro satélite natural, la Luna realiza una órbita perfecta alrededor del planeta. No importa desde que punto del planeta se observe. Hay un lado de la Luna que siempre está oculto. 

-El titanio, un metal muy raro y caro en la Tierra utilizado para el desarrollo de tecnología avanzada (transbordadores espaciales o submarinos), se encuentra en cantidades grandes y concentradas en el interior de las rocas de la luna. Harold Urey, químico ganador del premio Nobel, aún sigue sin poder explicar este hecho.
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top