Menu
 

La NASA lanzará en el mes de septiembre una nave no tripulada al espacio para investigar un asteroide que podría causar la destrucción de la Tierra.


La NASA, en colaboración con la Universidad de Arizona, lanzará en el mes de septiembre una nave no tripulada al espacio para investigar un asteroide que podría causar la destrucción de la Tierra en menos tiempo del que esperamos.

La Misión OSIRIS-Rex rodeará Bennu (así se llama el cuerpo celeste) en el mes de agosto de 2018, después de un año orbitando al sol. Gracias a los datos y las fotografías que enviará el robot se podrá comprender un poco mejor el origen del mundo.

"Bennu puede contener los precursores moleculares para el origen de la vida y de los océanos de La Tierra", destaca la web dedicada a la misión espacial.

Además, la organización norteamericana quiere tener más información sobre un posible choque del asteroide contra la superficie terrestre dentro de 120 años: "La misión OSIRIS-REx determinará las propiedades físicas y químicas de Bennu, fundamentales en caso de una misión para mitigar su impacto", declaran los expertos.

Si la operación es un éxito, la nave de la misión volverá a la Tierra en 2023 y el planeta será un lugar más seguro de las invasiones espaciales.


Fuente


Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top