Menu
 

La Masonería Española volverá 80 años después al corazón palmero con un desfile masónico en el que, con sus atuendos correspondientes, los Grandes Oficiales de la Gran Logia de España, Grandes Oficiales Provinciales y los Venerables y Queridos Hermanos llegados de diferentes puntos de España acudirán a la estatua erigida en honor al Padre Manuel Díaz, a los pies de la escalinata de la Iglesia de El Salvador para realizar una ofrenda floral.


La Respetable Logia Abora comenzó sus andaduras en 1875 y fue en 1936 cuando dio por finalizada su actividad por la isla. La Palma fue la única isla canaria que se mantuvo fiel al Gobierno de la II República, del 18 al 25 de Julio. Durante la llamada Semana Roja un gran número de masones palmeros hicieron valer su prestigio personal para que los partidarios de la sublevación no fuesen represaliados. Cuando la isla fue tomada por el Canalejas los 144 queridos Hermanos médicos, abogados, militares, empresarios, funcionarios y trabajadores pasaron a ser considerados rebeldes y delincuentes.

Tras honrar a quienes les precedieron y entregaron sus vidas por defender los principios democráticos y de fraternal tolerancia, la comitiva de la Gran Logia de España se dirigirá a pie hasta la nueva sede de la Respetable Logia en una España que ampara y protege aquello que representamos.

Al día siguiente, en Gran Canaria, se procederá al levantamiento de columnas de la Respetable Logia Simbólica Hesperia número 162 de la Gran Logia de España. Tras este acontecimiento, la Masonería Canaria sumará ya 20 logias activas en las distintas islas del archipiélago. Se da la circunstancia de que los Ayuntamientos de las dos capitales de provincia de Canarias, Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, han acordado por unanimidad de todos sus grupos solicitar al Reino de España el reconocimiento de la Honorabilidad de la Masonería.
Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top