Menu
 

Un reciente documento creado por Corporate Europe Observatory, explica las actividades del lobby de la industria alimentaria para evitar regulaciones al respecto del consumo de azúcar que puedan reducir sus beneficios. Las conclusiones del estudio afirman que las tácticas usadas son comparables a las de la industria del tabaco.


Mientras que el consumo creciente de alimentos procesados se está convirtiendo en un serio problema de salud mundial, la industria alimentaria lucha para que los alimentos procesados, los snacks y las bebidas altas en azúcares sigan vendiéndose sin regulación alguna.

A pesar de los crecientes estudios científicos destacando la conexión entre el consumo de exceso de azúcar con la obesidad, las enfermedades del corazón y la diabetes tipo 2, en la última década la industria alimentaria se ha movilizado
para detener cualquier intento de legislación en Europa para regular el consumo de azúcar.

Mediante la movilización de la industria alimentaria, se están evitando medidas como la imposición de impuestos y etiquetas en los alimentos que claramente adviertan que estos contienen azúcares añadidos, ayudando a los consumidores a escoger productos más saludables. 

De esta manera, las principales asociaciones, empresas y grupos relacionados con alimentos y bebidas con azúcar se han gastado unos 21 millones de euros anualmente para presionar a la Unión Europea.

El siguiente informe (en inglés), explica las estrategias de la industria alimenticia para evitar cualquier intento de regulación estos alimentos.



http://corporateeurope.org/sites/default/files/a_spoonful_of_sugar_final.pdf
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top