Menu
 

Momentum Machines es una empresa de San Francisco que está investigando cómo automatizar todo el proceso de confección y servicio de una hamburguesa, lo que no solo ofrecerá hamburguesas más baratas, sino también de mucha mayor calidad.



Muchos estudiantes desempeñan trabajos de media jornada en franquicias de comida rápida como McDonalds y otras como forma de pagarse los estudios o el alquiler de piso compartido. También esta clase de trabajos son una forma fácil de obtener dinero cuando uno no ha tenido suerte.

De hecho, tener determinada edad y continuar trabajando en uno de estos puestos constituye un símbolo de fracaso laboral, porque esta clase de trabajos son fáciles y mal pagados. Sin embargo, la tecnología, en su voracidad a la hora de destruir el tejido laboral, también está suprimiendo esta clase de trabajo.

McDonalds da trabajo a 1,8 millones de trabajadores en 34.000 establecimientos repartidos por todo el mundo. Son trabajos de salarios bajos, pocos beneficios extralaborales y una rotación muy elevada.

Sin embargo, la crisis económica global ha afectado la percepción que tenemos de esta clase de trabajos: en 2011, McDonalds puso en marcha una iniciativa para contratar a 50.000 trabajadores en un solo día pero recibió más de un millón de solicitudes (a nivel estadístico, era más difícil obtener un puesto en McDonadls que ser aceptado en la Universidad de Harvard).

A la crisis económica se está sumando la automatización. En 2011, McDonalds anunció que instalaría pantallas táctiles para hacer los pedidos en los 7.000 establecimientos que tiene en Europa. Pero esto es solo el principio.




La hamburguesa gourmet (robot)

Un restaurante de comida rápida gasta de promedio unos 135.000 dólares al año en los salarios de los empleados, pero los robots de Momentum Machines no solo resultarán mucho más baratos, sino que confeccionarán mucho mejor la comida, tal y como explica Martin Ford en su libro El auge de los robots:

Mientras un trabajador de un establecimiento de comida rápida pone una hamburguesa congelada en el asador, la máquina de Momentum Machine moldea carne picada fresca, la asa sobre pedido e incluso determina el punto de cocción para conservar el jugo de la carne. La máquina, capaz de producir hasta 360 hamburguesas por hora, también tuesta pan, corta y añade ingredientes frescos como tomates, cebollas y pepinillos, y lo coloca todo en una cinta transportadora para servir el pepinillo.

Por si fuera poco, todo este proceso de elaboración será más salubre, si bien no sabemos muy bien cómo lo harán todos los desempleados de la restauración para pagar una de estas hamburguesas.
Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top