Menu
 

En 2017 las instituciones financieras ya no podrán usar sus modelos internos para tasar los riesgos que implican los derivados para las contrapartes. En 2018 esto se extenderá a la titularización de los activos. Tal y como vemos en la portada de 1988, ¿es el Ave Fénix el salvador del mundo en 2018 mediante la implantación de una moneda global?




La agencia Bloomberg relaciona los futuros problemas del mundo de los negocios con la entrada en vigor de los acuerdos de Basilea III, que implican una gran reforma de la regulación bancaria.

A partir del año 2017, advierte el columnista Christopher Langner, "las instituciones financieras ya no podrán usar sus modelos internos para tasar los riesgos que implican los derivados para las contrapartes. En 2018 esto se extenderá a la titularización de activos y a partir de entonces, aunque la fecha exacta aún está por determinar, los prestamistas tendrán que evaluar a todos sus clientes de préstamo basándose en los patrones establecidos por el comité de Basilea".



De esta manera los bancos se verán limitados a la hora de prestar dinero a personas, tanto físicas como jurídicas, y solo se permitirá el crédito a los prestatarios más fiables. Se pondrán límites unificados también al volumen total de los créditos concedidos en proporción con el balance acumulado. Estas restricciones propiciarán un crecimiento en el número de bancarrotas en todo el mundo. Los casos de insolvencia serán cada vez más tangibles, incluso antes de la aplicación obligatoria de las nuevas normas, pronostica el columnista.

Entre otras consecuencias Langner destaca la necesidad de despedir a cientos de miles de empleados de la intermediación crediticia (solo en EE.UU. cerca de 2,6 millones de personas trabajan en este sector). Los despidos afectarán a más gente que durante los años 2006 y 2009, antes y durante la reciente crisis financiera mundial.

Serán las pequeñas y medianas empresas las que sufrirán más pérdidas y correrán el riesgo de perder por completo el acceso a los recursos crediticios. Basilea III estimula que los bancos cooperen solo con las multinacionales y otras empresas grandes con los negocios más asentados. Además, las nuevas normas internacionales de información financiera, que forman parte del conjunto de medidas, ponen en práctica la compensación temprana de las posibles pérdidas crediticias: un paso que puede aumentar por lo menos un tercio las inmovilizaciones en muchos bancos.


El ave fénix: Salvador del mundo

Una de las señales mas evidentes de la llegada del Ave Fénix fue durante la ceremonia de clausura de los juegos olímpicos de Londres 2012

Diferentes manuscritos hablan del Ave Fénix como un ave "que se consumía por acción del fuego para luego resurgir de sus cenizas". Como vemos, ya en 1988 veían este símbolo como el salvador del mundo en 2018 mediante la implantación de una moneda global que salve a la humanidad del desastre económico.

El artículo de la revista The Economist de 1988 termina así:

"El fénix probablemente se gestará como un cóctel de monedas nacionales. Con el tiempo, sin embargo, su valor frente a las monedas nacionales dejará de importar, ya que la gente lo escogerá por comodidad y estabilidad de su poder adquisitivo. Será bienvenido cuando llegue”. 


Selecta News / RT
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top