Menu
 

Científicos chinos aseguran que en el centro de la Vía Láctea hay varios agujeros de gusano y no un agujero negro, como se pensaba hasta ahora. Si su hipótesis se confirma, significaría que hay un túnel de tiempo en el centro de nuestra galaxia.



Zilong Li y Cosimo Bambi, de la Universidad Fudan en Shangai, China, han publicado un estudio donde afirman haber detectado en el centro de la Vía Láctea un tipo de energía que se puede hallar cerca de los agujeros de gusano. 

Los agujeros de gusano —hipotéticos atajos a través del espacio-tiempo— fueron sugeridos por primera vez por Albert Einstein, que junto con Nathan Rosen proporcionaron el nombre alternativo de 'puentes de Einstein-Rosen'. 

El mundo científico considera actualmente que en el centro de nuestra galaxia se localiza Sagittarius A, un agujero negro supermasivo. No obstante, los investigadores chinos aseveran que este evento cósmico está relacionado con la Teoría General de la Relatividad de Einstein y está copiando las cualidades del agujero negro, pero posee todas las características de los agujeros de gusano, lo que significa que podrían conectar las diversas regiones del universo. 


Según los investigadores, la creación de estos túneles espacio-temporales se produjo en el marco del Big Bang. 

Zilong Li y Cosimo Bambi esperan confirmar su teoría en un futuro próximo, cuando conecten al telescopio VLT del Observatorio Europeo Austral (ESO) en Chile el dispositivo Gravity, que permitirá observar el centro de la Vía Láctea con una alta resolución sin precedentes. 

Así, los científicos tendrán la oportunidad de analizar la emisión de plasma que se puede detectar alrededor del objeto en el interior de Sagittarius A. Según las estimaciones de los investigadores, estas emisiones se diferencian mucho si se trata de un agujero negro o un agujero de gusano y su teoría puede ser confirmada. 



Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top