Menu
 

Sobrevolar Europa en avión durante las próximas semanas no será fácil. Con el verano recién estrenado, una serie de huelgas de controladores aéreos, pilotos y trabajadores de los aeropuertos provocarán retrasos y cancelaciones en varios países, una situación insólita. Los paros están previstos para un total de ocho fechas en Francia, Italia, Bélgica y España durante esta semana y la siguiente.



A finales de julio y de forma más puntual también se han convocado huelgas. “Nunca habían coincidido paros en tantos países a la vez, parece que todos se han apuntado a las protestas”, asegura Jaume Cuscó, director adjunto de la agencia de viajes corporativos Bestours.

Todas estas huelgas se añaden a las que ya se han producido este mes. Los primeros fueron los pilotos suecos y los de Air France, que entre el 10 y el 14 de junio realizaron paros que afectaron a más de 1.000 vuelos.

Ocho jornadas de huelga

La reforma laboral en Francia, que ha despertado un conflicto social, es una de las razones por las que se bloqueará el servicio. El 23 de junio será el primer día, con una huelga general que se repetirá el 28 de este mes. La CGT francesa ha convocado protestas generalizadas coincidiendo con el examen y votación del texto de la reforma laboral por el Senado. 

Además, tres sindicatos de pilotos de Air France han organizado paros entre el 24 y el 27 de junio, hecho por el que las afectaciones del servicio aéreo francés se extenderán durante seis días consecutivos. La reforma laboral que promueve el Gobierno del primer ministro belga, Charles Michel, también será motivo de una huelga general en el país, que alterará la actividad aérea habitual el 24 de junio.

En España, los controladores que dirigen el tráfico aéreo que circula por el aeropuerto de Madrid denuncian su precariedad laboral con 48 horas de inactividad, los días 28 y 29 de junio. Los motivos son los mismos que provocaron el caos a principios de diciembre de 2010: el cambio de los tiempos de actividad y descanso.

Italia es el otro país que protagoniza el cúmulo de huelgas. Los empleados de los aeropuertos de Venecia y Milán, los trabajadores de la compañía Alitalia y los controladores aéreos cesarán su actividad el 5 de julio entre las 11 de la mañana y las tres de la tarde. Los controladores repetirán huelga el 23 de julio, esta vez acompañados por los trabajadores del aeropuerto de Roma-Ciampino.

Reestructuraciones en Francia e Italia

Jaume Cuscó apunta a un proceso de reestructuración de Air France y Alitalia como motivos de las protestas en estos países. La irrupción de las compañías de bajo coste no ha supuesto una adaptación del sector en todos los países por igual. Iberia es un caso claro de ajuste temprano al nuevo panorama. Entre 2011 y 2014, la compañía despidió a 4.568 trabajadores y recortó los salarios entre el 5% y el 14%.

El objetivo era adaptar las condiciones de los empleados a la nueva realidad dominada por las líneas low cost. Ahora, Air France y Alitalia pasan por procesos similares con el objetivo de ganar competitividad frente a las compañías de bajo coste. “Trabajar en una aerolínea antes era un privilegio, como estar en un club privado, pero ahora es un empleo generalizado”, explica Cuscó.

"Es una situación excepcional que solo se puede afrontar uno o dos días antes de las huelgas, cuando se establecen los servicios mínimos", afirma el director adjunto de Bestours. Los cambios de billetes por la cancelación de vuelos y los retrasos marcarán el inicio del verano. Las agencias de viajes ya se han dirigido a sus grandes clientes para que tengan en cuenta la situación antes de planificar los desplazamientos.
Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top