Menu
 

"Felicitamos a los españoles el aniversario del 11 de marzo, y les damos la buena noticia de que lo que viene será más amargo". Con este tuit amenazante rememoró en 2015 los atentados de Madrid una joven yihadista detenida en diciembre en Canarias por sus vínculos con el Estado Islámico (EI).




Se trata de Soukaina Aboudrar, de 19 años, arrestada en Pájara (Fuerteventura) en la misma operación policial en la que fue apresado el también marroquí Marouan Ben Nacer, vecino de Mataró (Barcelona) de 32, a los que ahora ha procesado en un auto el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco por integración en Daesh, amenazas terroristas y humillación a las víctimas del terrorismo.

"Ni vuestras detenciones ni la represión contra los musulmanes en España nos parará", "el juego no ha hecho más que empezar" o "quizás en España no habéis escuchado sobre ataques yihadistas desde los ataques en los trenes (...) pero os juramos por Allah que dentro de poco tendréis miedo hasta de pasear solos", es un compendio de la docena de tuits de esta joven en el undécimo aniversario del 11-M.

La labor de ambos procesados consistía en captar lobos solitarios o combatientes para el EI sirviéndose de "una sofisticada y compleja red de comunicación de ámbito internacional" a través de redes sociales como Twitter o Facebook en las que adoptaban todo tipo de medidas de seguridad para evitar ser localizados.

Para obtener nuevos adeptos al EI, los dos, que a su vez se habían radicalizado a través de las redes sociales, dirigían amenazas de muerte a personajes públicos como el Rey de Marruecos, Mohamed VI; el presidente ruso, Vladimir Putin, o el de Francia, François Hollande, así como a grupos de población, bien por su pertenencia a un país (España, Francia, o Estados Unidos) o por integrar ciertos grupos religiosos (judíos, cristianos o chiítas).
Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top