Menu
 

Se cumplen 56 años del terremoto de 9,5 grados ocurrido en Valdivia (Chile), registrado como el más grande de la historia conocida. Dejó miles de muertos, un millón de damnificados y pérdidas incalculables. 




La catástrofe ocurrió el 22 de mayo de 1960 a las 15 horas con 11 minutos, recordó el director del Centro Sismológico Nacional dependiente de la Universidad de Chile, Sergio Barrientos. Aún recuerda “como las chimeneas en las casas se caían sobre sí mismas, los cables de alta tensión se golpeaban, y era absolutamente imposible mantenerse en pie. Dormimos varios días a la intemperie en carpas, y las réplicas se repitieron por mucho tiempo”.



El terremoto de Valdivia hundió la ciudad en dos metros generando islas y cerros. Sus efectos se extendieron desde Arauco hasta Aysén, dejando 2.300 muertos, tres mil heridos, y un millón sin hogar. Este sismo duró cinco minutos, su longitud de ruptura fue de casi mil kilómetros y la tierra se desplazó hasta 40 metros.




Chile es así uno de los países más sísmicos del planeta, junto a Japón, sin embargo tiene particularidades que lo transforman en un imán para la comunidad científica. “A diferencia de Japón, no sólo se producen megaterremotos muy grandes sino que además son más frecuentes, entonces si uno quiere estudiar terremotos en relación a lo uno debiese esperar en un lugar determinado, lo ideal es venir a trabajar a Chile y estudiar este escenario como un laboratorio para después trasladar ese conocimiento a otras partes del mundo”, explicó Barrientos.



Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top