Menu
 

En las últimas ocho semanas, más de 130 pequeños terremotos se han registrado bajo la superficie del monte Santa Helena.




En este punto, "no hay absolutamente ninguna señal de que vaya a entrar en erupción pronto, pero los datos que recogemos nos dicen que el volcán está todavía muy vivo", dijo el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su siglas en inglés).

Los sismólogos no informaron que haya gases anómalos y no hay señales de que el cúmulo de magma, que es la roca fundida bajo la superficie de la Tierra, se esté inflando por el reciente enjambre de sismos en el volcán.

Aunque no existen señales de una erupción inminente, "el volcán se está recargando", dicen los científicos.

El monte Santa Helena (Mount St. Helens.) se encuentra en el estado de Washington, a unos 150 kilómetros al sur de la ciudad de Seattle y cerca de 100 kilómetros al noreste de Portland, Oregon.

Los sismos han tenido una reducida magnitud, a veces menor de 0,5 y el mayor alcanzó 1,3, y una profundidad de solo 2 kilómetros.

Con esas pequeñas magnitudes y tal profundidad, que son perceptibles en la superficie, pero no es la magnitud lo que ha llamado la atención de los científicos, es su frecuencia.

Se repiten cada vez más desde el 14 de marzo, llegando a casi 40 sismos por semana, según el USGS.

El USGS dice que la colección del volcán del magma que se registra ahora mismo lo está represurizando. El proceso puede continuar durante años sin una erupción.

Los científicos han visto patrones similares, de pequeños enjambres sísmicos, en 2013, 2014 y en la década de 1990, reportó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

El monte St. Helens entró en erupción el 18 de mayo de 1980 y explotó, por una ladera, a más de 300 metros de su la cima del volcán, dejando un enorme cráter y arrojando ceniza caliente.

Esa desastrosa y sorprendente erupción mató a 57 personas, generó incendios forestales por la dispersión de ceniza caliente y causó inundaciones por la nieve derretida de las cima hacia zonas bajas de la montañas.

Desde entonces, el Santa Helena es uno de los volcanes más estrechamente monitorizados del planeta.


CNN
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top