Menu
 

El presente artículo de investigación, está basado y contrastado con todos los datos disponibles procedentes de fuentes oficiales, y demuestra que desde 1983, ya se tiene conocimiento de la existencia de una enana marrón que orbita nuestro Sistema Solar.


Claramente podemos distinguir tres etapas: (La etapa 1981-1989), corresponde a la etapa del descubrimiento. (1990-2002), la etapa del estudio científico y publicación Oficial y finalmente (2003-2009), la etapa de la censura y ocultación de resultados.


La etapa del descubrimiento: (1981-1989).

Tras completar, el modelo orbital del sistema solar, y encajar los datos a la luz de las sondas de exploración espacial, aparece en la prensa un interesante artículo en 1981, “The Detroit News”


En él se reflexiona sobre la evidencia histórica del conocimiento que los Sumerios tenían de nuestro sistema solar, especialmente debido a que los recientes hallazgos científicos, configuraban parte del mapa de nuestro sistema solar, y por aquella época (1981), los conocimientos de la nube de Kuiper-oort,eran aún muy limitados. En aquél momento,se configuraba la idea  por los astrónomos, de que había que localizar más objetos, aún más alejados de Plutón, pues la órbita de Éste, así como la de los planetas Urano y Neptuno, presentaban alteraciones que únicamente parecían explicarse por la existencia de otros planetas más allá de la órbita de Plutón.

Y sí fue. En 1983, el telescopio IRAS, un potente telescopio de Infrarrojos, en 1984, descubrió la perturbación de Oort, y la presencia de un grupo de objetos, relativamente próximos, que formaban parte de nuestro sistema solar.



El 31 de Diciembre de 1983, el diario “Washington Post”, publicó en su portada el descubrimiento con un gran titular que decía:

Mystery Heavenly Body Discovered

y citaba textualmente:

A heavenly body possibly as large as the giant planet Jupiter and possibly so close to Earth that it would be part of this solar system has been found in the direction of the constellation Orion by an orbiting telescope aboard the U.S. infrared astronomical satellite. So mysterious is the object that astronomers do not know if it is a planet, a giant comet, a nearby “protostar” that never got hot enough to become a star, a distant galaxy so young that it is still in the process of forming its first stars or a galaxy so shrouded in dust that none of the light cast by its stars ever gets through. “All I can tell you is that we don’t know what it is,” Dr. Gerry Neugebauer, IRAS chief scientist for California’s Jet Propulsion Laboratory and director of the Palomar Observatory for the California Institute of Technology said in an interview.
           

En aquél momento, se determinaron los datos necesarios para continuar con una nueva línea de investigación, basada en la observación, las órbitas, y el análisis de tallado de las perturbaciones en Oort.

Ésta detección y la investigación preliminar, concluyó en 1989, con la publicación en 1991 de un informe científico de la Universidad de Harvard, en el que , se calculaba, que la perturbación venía de la zona de Sagitario, y con toda seguridad, se trataba de una enana marrón, un nuevo tipo de cuerpo estelar, hasta entonces desconocido.

En dicho informe, aparece expresamente el siguiente esquema:

Observe claramente como ya en 1989-1991, se conocía exactamente la existencia de una Enana Marrón, que estaba causando perturbaciones en el Sistema Solar, y que orbitaba éste.

A partir de ese momento, comienza la fase 2.

            
2. La etapa de investigación, simulación orbital y estudio del impulso orbital del objeto (1989-2002).

En esta etapa, un comité de expertos, encabezados inicialmente por J.Matese y J.Murray , comienzan la investigación profunda del nuevo hallazgo, y con fecha de Octubre de 1999, concluye con este informe.


Obviamente, dicho informe fue dirigido y encargado por la NASA, y acompañado de una carta del Dr.Matese, que encontrarán aquí.

En aquél momento, se crea un comité de investigación denominado ICARUS, cuyo objetivo consiste en el detallado conocimiento de la órbita de la Enana Marrón y las consiguientes perturbaciones en Sagitario. Este comité dirigido por J.Matese, al que posteriormente se incorporan otros importantes astrofísicos como el Dr. Lissauer. Dicha investigación concluye en 2002, y consiguen definir el denominado Impulso estelar, y publican el informe LMM, estimando dicho impulso en un 41% como causa de la perturbación Oort. (Dicho estudio es el más completo realizado por la comunidad científica).


Una vez, expuesto lo anterior, con fecha de 7 de Octubre de 1999, el editor científico de la revista NBC, Mr.Alan Boyle, publica un artículo en la sección ciencia, que dice textualmente:

A mystery revolves around the sun

Scientists suggest huge unseen object orbits on fringe of solar system.

Oct. 7, 1999 – Two teams of researchers have proposed the existence of an unseen planet or a failed star circling the sun at a distance of more than 2 trillion miles, far beyond the orbits of the nine known planets. The theory, which seeks to explain patterns in comets’ paths, has been put forward in research accepted for publication in two separate journals.Speculation about the existence of unseen celestial companions dates back far before the discovery of Pluto in 1930 — and even figures in more recent fringe phenomena such as the 1997 “Heaven’s Gate” tragedy and talk of a new “Planet X.” This latest hypothesis, however, is aimed at answering nagging scientific questions about how particular types of comets make their way into the inner solar system.

Some comets, like Halley’s Comet, follow relatively short-period orbits — circling the sun in less than two hundred years. These comets are thought to originate in the Kuiper Belt, a disk of cosmic debris that lies beyond Neptune’s orbit.

Pero este hallazgo no se limita únicamente a este medio, sino que igualmente, con idéntica fecha, la evidencia se publica por Harvard, por lo que la nota de prensa está apoyada en el estudio realizado y publicado por dicha universidad.

Como verán, en el mes de octubre de 1999, la cuestión quedó definitivamente oficializada: Nuestro Sistema Solar es binario.

Pues bien. Con fecha de 2002, se suceden otros dos acontecimientos importantes:

a) La foto del objeto hecha pública por el Telescopio IRAS, en la que se evidencia una incuestionable y rápida aproximación por Sagitario a una distancia de unas 200 UA, en aquel preciso momento. Publicamos la última foto oficial no censurada del objeto:


Coincidiendo con esta publicación del objeto, otra vez, trasciende a los medios de prensa el evento, y con fecha de 18 de octubre de 2002, ni más ni menos que el mismísimo Paul Blakemore, del diario británico The Daily Telegraph, en su edición digital, publicó el siguiente artículo:

"La llamada teoría de Némesis, se basa en la existencia de una pequeña estrella oscura, que se esconde alrededor de 90.000 veces más lejos de distancia que la Tierra del Sol, pudiendo estar en una órbita que, una vez cada 30 millones de años, se abra camino en la densamente poblada nube interna. Aquí su inmensa fuerza de gravedad arrastraría a cabo varios de los cometas de Oort y darles la "patada" que se necesita para enviarlos hacia el Sol en órbitas peligrosamente cerca de la Tierra. Esto explica, en opinión del profesor, el ciclo de extinciones en masa ocurridos, debido a períodos regulares de aumento de la actividad de los cometas cada 30 millones de años".



Como puede leerse, la preocupación por el incremento de cometas y asteroides procedentes de esa zona de la perturbación en Oort-Kuiper, hace que el asunto se convierta en una cuestión de seguridad, por lo que con fecha de Diciembre de 2002, NASA automáticamente da carpetazo al asunto, y comienza su campaña de desinformación, argumentando que se trata de un mito y no de una realidad científica. Se inicia así, la tercera etapa, de 2003-hasta nuestros días. La etapa de la ocultación de los datos.


3.Etapa de ocultación de datos y censura informativa.


El primer paso consiste en cambiar al comité de investigadores, y mantenerlo en el campo de los proyectos reservados. De esta forma, se prescinde Oficialmente de Matese y de Murray, y se nombra un nuevo comité, cuyos estudios versan en el cálculo exacto de la perturbación, y la desinformación al público: (Motivo, el cambio climático, geomagnético y las perturbaciones, comienzan a evidenciarse, y es a escala planetaria global, afecta a todo el sistema solar). Posteriormente, Astrofísicos como el Dr. Paul Laviolette y Dr. Alexei Dimitriev, estudian detenidamente esas alteraciones climáticas cósmicas, y sus estudios son literalmente borrados de las revistas científicas Nature, Science, etc. Estos científicos demuestran que el cambio climático es a escala planetaria, y no se limita al clima, sino a los efectos geomagnéticos que evidencian una perturbación en Oort.

Con fecha de 2003, se enccargan varios estudios “clandetinos”, a determinados laboratorios astrofísicos, y en concreto uno de ellos ubicado en la INDIA, que emite un informe fechado en 2005, sobre la estimación de NEMESIS y su masa. 

En el resúmen ejecutivo de dicho documento, puede leerse:

Myr corresponding to the periodicity seen in cometary impacts on earth. Based on this assumption, it is seen that the inner Lagrangian point of the interaction between the Sun and its companion is in the Oort cloud. From this we calculate the mass { distance relation for the companion. We then compute the expected apparent magnitude (visible and J band) for the companion using the models of Burrows (1993). We then compare this with the catalogue completeness of optical and infrared catalogues to show that the sun cannot have a companion of mass greater than 44 M. We assume that if the sun has a companion, it has a period of 27jup (0.042 M).


Simultáneamente, se encarga a un laboratorio, un simulador de órbitas binario, para establecer a nivel interno la simulación orbital de los objetos que acompañan a la estrella. Aparentemente, el encargo es para definir la órbita de Sedna, sin embargo, el simulador es binario, porque Sedna, Eris y otros objetos, orbitan una enana marrón que en aquél momento se encontraba a una distancia de 120-150UA. 

Qué suerte tienen algunos que forman una empresa solo para simular a SEDNA. Así lo dejan claro en su web:

The Origin of Sedna’s Orbit

How did Sedna end up in its current orbit? The simulation sedna.gsim attempts to reproduce an experiment performed by Alessandro Morbidelli and Harold F. Levison designed to explain the origin of Sedna’s (2003 VB12) highly elliptical orbit.Sedna was discovered in 2003 by a team of astronomers consisting of Mike Brown, Chad Trujillo, and David Rabinowitz. Shortly after its discovery, it was realized that Sedna has a very elliptical orbit that carries it far from the Kuiper Belt, about 90 Astronomical Units (AU) from the Sun into the hypothisized Oort Cloud. At its farthest, Sedna is about 900 AU from the Sun. It takes over 10,000 years for Sedna to complete one orbit of the Sun.

Astronomers Alessandro Morbidelli and Harold F. Levison investigated Sedna’s origins by performing numerical integrations using the Swift_rmvs3 orbit integrator to explore the idea that Sedna may have once been gravitationally bound to another star or brown dwarf, and stripped from that other star by the Sun, where it entered a highly eccentric orbit.

Using Gravity Simulator, I reproduced their experiment. Morbidelli and Levison set up the following starting conditions: The visiting brown dwarf has a mass of 0.05 solar masses. It is has a velocity of 1 km/s relative to the Sun at infinity. Its approach distance to the Sun is 200 AU. The brown dwarf has a disk of test particles orbiting it in random distances between 20-100 AU.

The green planet around the Sun represents the orbit of Neptune. It is just there to give you a sense of perspective of the solar system’s size.

In Morbidelli and Levison’s experiment, 44% of the Brown Dwarf’s objects were captured into Solar orbit. In Gravity Simulator, consistant with Morbidelli and Levison’s experiment, 8 of 20 objects were captured into Solar orbit.

Observen como llegan a las mismas conclusiones con los datos actualizados, 4 años después. Así que el escenario 1 y 2 ya no son posibles. Nos queda el escenario 3 y 4. Curiosamente, ellos, llegan a idénticas conclusiones, pero con una información que nosotros no teníamos.

¿Y qué información es esa?

Muy fácil. La información facilitada por el SOFIA, SIRTF y el SPT, la nueva generación y potentes telescopios en infrarrojos y microondas.

Lógicamente, para desviar la atención de la comunidad científica, había que convertir la perturbación en Sagitario, en algo diferente a una enana marrón.¿Cómo? Muy fácil,, con el residuo de una supuesta supernova, que estaría ubicada justo en la perturbación de Sagitario, pues descomponiendo la imagen en dos  tramos, observaríamos una nebulosa, y anunciando dicha noticia  en 2007, conseguimos desviar para siempre la atención del público hasta que el fenómeno, sea evidente. Una jugada magistral. Si CHANDRA publica el descubrimiento de una rara especie de supernova, nadie dudará del hallazgo, y a nadie se le ocurrirá investigar allí.


Fuente

Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top