Menu
 

Los especialistas indican que la planta se está quedando sin espacio para almacenar las enormes cantidades de agua radiactiva que genera el esfuerzo diario de mantener fríos los reactores de esta planta. Los pescadores de la zona están preocupadas por la fauna del mar, pero especialistas indican que el componente radiactivo del agua es más peligroso para los seres humanos.




Según indica el diario The Telegraph, cada día se bombea a la central 300 toneladas de agua para la tarea de enfriamiento, y dicha agua queda almacenada en miles de tanques con residuos de tritio, una sustancia nociva para la salud.

Este componente puede ser retirado del agua en laboratorios especializados, pero hacerlo sería "absurdamente caro", por lo que la solución más fácil que encontraron es verter las "toneladas de basura nuclear al océano", explicó el medio.

Aunque los especialistas indican que verter esta gran cantidad de agua contaminada al mar sería solo como arrojar "una gota en un cubo", muchos ciudadanos japoneses están asustados y molestos. Los pescadores son unos de los que más cuestionan el proyecto porque temen que la liberación del agua radiactiva devaste el ecosistema acuático local.

Los especialistas no se han mostrado preocupados por el efecto que tiene el tritio sobre los peces, como sí les angustia el impacto del componente sobre la salud humana. Este elemento radiactivo va directamente a los tejidos blandos y órganos del cuerpo y eso podría aumentar el riesgo de cáncer y otras enfermedades.

Por su parte, el Gobierno de Japón trata de minimizar el impacto de su medida en la opinión pública. Frente a medios televisivos locales, el secretario del Parlamento de Japón, incluso bebió un vaso de agua contaminada tomada de un charco en el interior de los reactores.



Fuente

Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top