Menu
 

Bélgica ha sufrido este martes el peor atentado terrorista de su historia. El Estado Islámico se ha atribuido la autoría de la masacre, con 34 personas fallecidas y 230 heridas de distinta consideración.



Una doble explosión se ha producido en el aeropuerto de Bruselas alrededor de las ocho de la mañana. Aproximadamente una hora más tarde, se han registrado varias explosiones en el metro de la capital belga.

Según los últimos datos del centro de crisis belga, en las explosiones han fallecido 34 personas, mientras que otras 230 han resultado heridas.

Los testigos informan de que la primera explosión se produjo alrededor de las 7:45 en la zona de salidas del aeropuerto. La segunda explosión tuvo lugar unos instantes más tarde. La primera se produjo cerca del sector de la compañía aérea Brussels Airlines, y otra, cerca de American Airlines.


"Había sangre por todas partes, gente herida, maletas por todas partes", Zach Mouzoun, un pasajero que llegó al aeropuerto internacional de Bruselas en un vuelo procedente de Ginebra unos 10 minutos antes de que se produjera la primera detonación. "Caminamos entre escombros. Era un escenario de guerra", describe.



Explosiones en el metro


Una o dos explosiones se produjeron en la estación de Maalbeek, ubicada cerca de las instituciones de la Unión Europea en la capital belga. 

'La Libre' informa de que una explosión se produjo alrededor de las 09:11 en el último vagón del tren que estaba parado en la estación en dirección a Arts-Loi. En ese momento, un tren de otra línea del metro que viajaba en la dirección contraria estaba llegando a la estación. Este fue evacuado desde el interior del túnel.




Las explosiones han sido ataques yihadistas

El Estado Islámico se ha responsabilizado de los ataques en el aeropuerto y el metro de Bruselas. El comunicado ha sido publicado por el medio Amaq, relacionado con la organización terrorista.


El mensaje yihadista indica que algunos miembros del Estado Islámico abrieron fuego en el aeropuerto de Zaventem, después de que otros activasen sus cinturones explosivos. A su vez, otro terrorista suicida activó su cinturón explosivo en la estación de metro Maalbeek. La Policía belga ha hallado tres cinturones explosivos en el aeropuerto. Justo antes de las explosiones en el aeropuerto se escucharon disparos y gritos en árabe, según los testigos.


Bélgica declara el máximo nivel de amenaza terrorista

Como consecuencia de las explosiones, el gobierno belga ha introducido este martes el cuarto nivel de amenaza terrorista en el país (el más alto).

La Policía ha ordenado el corte del tráfico ferroviario hacia el aeropuerto. El aeropuerto ha sido cerrado y los aviones son desviados a otros aeropuertos. Asimismo, todo el metro de Bruselas ha sido cerrado.


Toda la red de transporte STIB, que opera varias líneas de metro, de tranvía y de autobús, ha detenido su funcionamiento, al igual que todas las estaciones ferroviarias de la ciudad. Todo el tráfico de la compañía TEC con destino a Bruselas también se ha interrumpido.


Tres días después de la detención de Salah Abdeslam

Las explosiones en la capital belga se han producido tres días después de que la Policía detuviera al yihadista Salah Abdeslam, uno de los autores de los atentados de París del 13 de noviembre de 2015, que se llevaron la vida de 130 personas. Junto a Abdeslam, las autoridades belgas han detenido a otro hombre, que también resultó herido durante la operación. 



El presidente de Francia ha declarado que en los ataques terroristas de París estuvieron involucradas más personas de lo que estimaron en un principio y que su país "exigirá la extradición de Abdeslam". El fiscal belga, por su parte, asegura que fueron 5 en total los detenidos durante el operativo en Bruselas.

RT

Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top