Menu
 

Mohamed Ibrahim, Codirector del  Instituto Yousef Abd'el Hakim Awyan (que ha estudiado los antiguos jeroglíficos egipcios durante toda su vida), ha descifrado un conjunto de alrededor 300 jeroglíficos presuntamente egipcios, grabados en las paredes de roca cerca de Gosford, en la costa este de Australia.




En su opinión los jeroglíficos son reales. Los escribas utilizan con precisión varios antiguos jeroglíficos y variaciones gramaticales que no fueron documentados en textos jeroglíficos egipcios hasta 2012. Esta constatación refuta todas las teorías que hablaban de fraude. El estilo específico de los jeroglíficos utilizados también proporciona un marco temporal lingüístico que supone una presencia egipcia en Australia, al menos hace 2,500 años

Las inscripciones egipcias fueron descubiertas a principios de 1900 pero se mantuvo en secreto hasta que medio siglo más tarde, fueron redescubiertas accidentalmente por un hombre que buscaba a su perro perdido. 

Las tallas están en una hendidura de la roca, un gran bloque de piedra arenisca dividida en un acantilado en el cual se ha creado una pequeña brecha o “cámara” de las dos paredes de piedra plana una frente a la otra, que se ensancha hacia fuera de dos a cuatro metros y está cubierta por una enorme roca plana como un “techo” en el extremo estrecho.




Cuando uno se acerca por primera ves a la rampa de roca y se escala hacia el pasillo de piedra, se enfrentan de inmediato una serie de tallas desgastadas, que obviamente son antiguos símbolos egipcios. Estas ciertamente no son las tallas normales de animales aborígenes, pero algo claramente extraño dentro del típico arbusto australiano. Al final de la cámara, protegida por la sección restante del techo de piedra, hay una tercera talla de tamaño natural del antiguo dios egipcio Anubis, el Juez de los Muertos. 

El egiptólogo Ray Johnson, que había traducido textos muy antiguos para el Museo de Antigüedades en El Cairo,  tuvo éxito en la documentación y la traducción de las dos paredes enfrentadas de caracteres egipcios de la tercera dinastía. Al parecer, es la crónica de una saga trágica de antiguos náufragos exploradores, en una tierra extraña y hostil, y la prematura muerte de su líder de la realeza, “Señor Djes-eb”. 

Un grupo de tres cartuchos (grupos de glifos enmarcados) registran el nombre de “RA-JEDEF” como el actual rey del Nilo Alto y Bajo, y el hijo de “Keops” que, a su vez, es el hijo del Rey ‘Snefru’. Esto fecha la expedición justo después del reinado de Khufu (Keops), presunto constructor de la Gran Pirámide. Señor Djes-eb puede haber sido en realidad uno de los hijos del faraón Ra Djedef, que reinó después de Keops. 



Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top