Menu
 

El primer ministro ruso ha advertido que la implicación de tropas extranjeras en Siria podría dar lugar a “una nueva guerra mundial”, en un momento en el que Arabia Saudí y sus aliados hablan de desplegar tropas terrestres allí. Medvedev hizo estas declaraciones en una entrevista con el periódico alemán Handelsblatt el pasado viernes.




El primer ministro señaló que todas las potencias deben sentarse en la mesa de negociaciones para lograr un acuerdo que ponga fin al conflicto de Siria “en lugar de desatar una nueva guerra mundial”.

“Los norteamericanos y nuestros socios árabes deben pensar cuidadosamente esto: ¿Quieren ellos una guerra permanente?”, dijo Medvedev.

El primer ministro ruso también afirmó que sería imposible ganar tal guerra, en particular en el mundo árabe. Estas declaraciones se producen poco días después de que Arabia Saudí mostrara su disposición a enviar sus fuerzas especiales a Siria si la coalición liderada por EEUU contra el EI desplegaba tropas terrestres allí.

Estas declaraciones se producen también poco después de que el Ministerio de Defensa ruso denunciara que Turquía continúa enviando armas a los grupos terroristas en Alepo y otras partes de Siria.

Por su parte, el Ejército sirio continúa con su ofensiva en Alepo con el fin de detener el flujo de los militantes. El Ejército ruso ha iniciado además maniobras militares en el distrito Sur del país, la zona de Rusia más próxima a Oriente Medio. Estas maniobras han sido vistas, según el periódico libanés Binaa, como una advertencia a Turquía y Arabia Saudí para que no se embarquen en una catastrófica aventura.

Fuente: Almanar
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top