Menu
 

Una web del norte de España que denuncia fumigaciones toxicas en sus cielos, ha tomado instantáneas muy claras de varios objetos sobrevolando el cielo de Oviedo (España). Según el redactor del texto, los drones probablemente pertenecen a la OTAN, ya que la zona es especialmente delicada porque allí tienen un radar de experimentación, y hay un largo historial de extraños vuelos sobre el lugar. Josefina Fraile, de la plataforma Guardacielos, lleva denunciando los hechos desde 1999.  





Este es el texto que podemos leer en la web:

Por desgracia el pasado mes de enero, he realizado una secuencia de fotos, se trata de drones, probablemente pertenecientes a la OTAN, fumigando por encima de Oviedo. Los agricultores de La Guareña y Sayago, llevan años denunciando las fumigaciones clandestinas en sus respectivas localidades y las consecuencias que esto acarrea a la zona, dedicada mayoritariamente al cultivo ecológico. 

La aplicación de la geoingeniería tiene consecuencias graves para la salud planetaria, en este momento estamos literalmente rodeados de tóxicos y radiaciones por todos los lados, lo cual está afectando a todas las formas de vida que pueblan la tierra.





Estados Unidos ya adelantó sus planes en 1996

En Agosto de 1996, las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos  presentaron el programa “El Clima como multiplicador de fuerza: Poseyendo el clima para 2025”. 

Este es un extracto:

“En 2025, se utilizarán vehículos aeroespaciales no tripulados (UAV) – drones – para operaciones de modificación climática. Cotejando referencias sobre el mejor momento para atacar con previsiones de viento, tormentas, y la órbita proyectada del satélite SPOT, el equipo de fuerza climática genera los perfiles para cada dron y los guía en base a información en tiempo real desde una red de sensores matriciales. Antes del ataque, coordinado con las predicciones metereológicas, los drones inician la generación de nubes y siembra, formando un escudo de cirros para impedir que el enemigo pueda utilizar sus sistemas de control visual y de infrarrojos. Simultáneamente, calentadores de microondas generan un centelleo localizado para alterar la detección activa mediante sistemas de abertura sintética de radar (SAR) como los canadienses de rastreo y rescate por satélite (SARSAT) que en 2025 se comercializarán de forma generalizada.”


“Otras operaciones de siembra de nubes pueden intensificar un frente tormentoso sobre un objetivo, limitando enormemente la capacidad del enemigo para defenderse. El equipo de fuerza climática controla completamente la operación en tiempo real, y señala la finalización exitosa de otra importante pero rutinaria misión de modificación climática.” 


Parece ser que se han adelantado al 2025 y esto ya está en funcionamiento. Las evidencias son claras y contundentes.  a lo largo del mundo.


Aquí pueden saber mas sobre los drones de la OTAN

Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top