Menu
 

El Gobierno marroquí ha anunciado hoy oficialmente en rueda de prensa que rompe todo contacto con las instituciones de la Unión Europea tras la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo que anuló el acuerdo agrícola el pasado 10 de diciembre por incluir el Sáhara Occidental.


"Estamos mano con mano", se quejaba recientemente a la Cadena Ser una trabajadora de la delegación de la Unión Europea (UE) en Marruecos. Desde hace dos meses, cuando llegó a Rabat de sus vacaciones de Navidad, los técnicos marroquíes con quienes trabaja habitualmente no le responden al teléfono.

El ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno marroquí, Mustapha El Khalfi, ha hecho oficial esta mañana la ruptura de las relaciones entre el Gobierno marroquí y la UE, después de una reunión entre el jefe del Gobierno, Abdelillah Benkirane, y el embajador de la UE en Marruecos, Rupert Joy. "Sentimos habernos visto obligados a suspender todas las relaciones con la UE hasta que se aclaren los motivos de estos intereses legales", dijo el jefe de Gobierno en la apertura del Consejo de Gobierno.

De manera extraoficialmente las relaciones están paralizadas desde principios de año. Precisamente, el pasado martes el Embajador Rupert Joy se reunió con los técnicos europeos para pedirles "paciencia" porque "las relaciones siguen paralizadas y no sabemos por cuánto tiempo", explicó un trabajador a la SER.

"Es la manera de proceder de los marroquíes, te dejan de coger el teléfono", aseguró ayer un diplomático español. Desde la embajada de España en Rabat esta tarde confirmaron telefónicamente que "es un asunto de Europa" y que las relaciones bilaterales en temas de inmigración seguirán funcionando porque "son relaciones entre España y Marruecos".

Según datos de la Delegación de la UE, la institución tiene destinado al desarrollo de reformas sociales 250 millones de euros. Sin embargo Marruecos actualmente recibe también subvenciones de los países del Golfo.

El Consejo de Gobierno, que esta mañana ha dedicado parte de su trabajo a las relaciones entre el país y la UE, reiteró el rechazo total a la sentencia del Tribunal de la UE del 10 de diciembre de 2015. Este anuló un acuerdo comercial de productos agrícolas y pesqueros firmado en 2012 por incluir el Sáhara Occidental, cuando es un territorio cuya soberanía no está reconocida internacionalmente.

"El Gobierno marroquí condena el carácter altamente político de esta decisión, sus argumentos sin fundamento, su lógica sesgada y las conclusiones contrarias al derecho internacional y en desacuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU'', aseguró El Khalfi.

En cuanto a la suspensión del acuerdo agrícola, Benkirane considera la decisión "peligrosa" y pide a la UE "dar marcha atrás en la siguiente fase del juicio". El Gobierno ha creado una delegación con miembros de los ministerios de Asuntos Exteriores, Interior y Agricultura y Pesca para seguir la evolución del dossier y para "proponer medidas que pueden adoptarse para proteger los intereses nacionales legítimos", anunció el portavoz. Por lo que la única relación que mantendrá con Europa será la relativa al acuerdo del sector agrícola.


Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top