Menu
 

Los nuevos datos de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica sugieren que enero del 2016 fue, para el mundo, un mes realmente extraordinario. Tras el año más caluroso jamás registrado (2015), en enero tuvo lugar la mayor desviación de temperaturas de la media de cualquier mes de la historia, según los datos proporcionados por la NASA. Enero fue el noveno mes consecutivo de récord de calor global.



Como se puede ver en el cuadro anterior de la NASA , el récord de calor no se distribuye de manera uniforme, sino que está particularmente pronunciada en la parte superior del mundo, donde se registran anomalías de las temperatura por encima de los 4 grados centígrados (7,2 grados Fahrenheit).

Este mapa codificado por colores muestra una progresión de cambios en las anomalías de la temperatura global de la superficie desde 1880 hasta 2015.


Las temperaturas más altas que las temperaturas normales se muestran en rojo, y las más bajas que las temperaturas normales se muestran en azul. 

De hecho, la NASA muestra cómo las desviaciones de la temperatura se ubican en latitudes muy altas.





Los científicos saben desde hace tiempo que el calentamiento global es particularmente intenso en el Ártico, un fenómeno conocido como "amplificación ártica", pero aún así, últimamente el fenómeno es demasiado extremo.

Este calor inusual en el Ártico ha ido acompañado de un nuevo nivel mínimo histórico en la extensión del hielo marino durante un mes normalmente repleto del mismo, como es enero. De acuerdo con el Centro de Datos, el hielo producido en enero ha descendido más de 643.737,6 kilómetros cuadrados (400.000 millas) debajo del promedio para un mes de enero normal. Y, por supuesto, el motivo va unido a las anormales temperaturas calientes del aire del Ártico.

"Hemos visto las temperaturas medias de enero, y nos fijamos en lo que llamamos el nivel de milibares 925, a unos 3.000 pies de altura en la atmósfera", dice Mark Serreze, director del centro. "Y estas temperaturas son absolutamente anormales en todo el Océano Ártico." 

El centro de informes de anomalías advirtió que la temperatura media alcanzada en enero estuvo 6 grados centígrados (13 grados Fahrenheit) por encima de la media para el mes.

La situación del hielo marino ha continuado en febrero. La actual extensión del hielo está muy por debajo de los niveles de 2012, que fue cuando se registró la extensión del hielo marino ártico en su mínimo más bajo hasta esa fecha.



"Estamos en un mínimo histórico para esta época del año en este momento," dice Serreze. "Cuando hablamos del resto del año 2016 y la llegada del verano y la temporada de otoño, será cuando el hielo se derrita en el Ártico y alcance su punto más bajo. En ese momento cavaremos un agujero profundo."


¿Qué está causando todo esto? 

Los investigadores dicen que 2015 fue el año más caluroso de la historia, y que "rompió" el récord anterior, que fue el de 2014.


"Tenemos un anormal "El Niño", tenemos la mancha caliente al noreste del Pacífico, la gota fría en el Atlántico, y misteriosamente tenemos el Ártico anormalmente caluroso", dice Jennifer Francis, un investigador del clima de la Universidad de Rutgers, que se centra en la zona del Ártico, y ha advertido que los cambios del Ártico están cambiando el clima en latitudes medias, causando oscilaciones en la corriente en chorro. "Todas estas cosas sucediendo al mismo tiempo nunca han ocurrido antes".

Serreze está de acuerdo en que "El Niño" tiene algo que ver con lo que está ocurriendo en el Ártico. "Creo que esto es más que una coincidencia. Tenemos un muy fuerte "El Niño" en el mismo momento en que tenemos este calor anormal en el Ártico. Pero no creo que podamos actualmente determinar las causas exactas de este clima global loco".



Traducido por Selecta News 
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top