Menu
 

Un informe interno policial que ha conseguido el diario alemán Spiege, ha revelado el caos y la violencia que ocurrió en Colonia el día de fin de año. Los agentes se vieron sobrepasados e impotentes para ayudar a toda la gente que pedía ayuda. Incluso se vieron bloqueados por enormes grupos de hombres cuando trataban de ayudar a las víctimas. Los agentes se encontraron muchas mujeres llorando denunciando "robos, violencia y ataques sexuales". Las fuerzas de seguridad no pudieron hacer frente a las demandas al estar ocurriendo muchos delitos a la vez. 



Los agentes de policía perdieron el control de la situación en Colonia en la víspera de Año Nuevo, según un informe interno de la policía nacional de Alemania, el Bundespolizei, obtenido por Der Spiegel. 


El autor del informe es un alto mando del cuerpo realizado el pasado 4 de enero. En el mismo incluye hechos tu alarmantes como que "las mujeres, acompañadas o no, literalmente tuvieron que pasar por pasillos de grupos de hombres fuertemente intoxicados, expresando palabras hacia las mismas que no se pueden describir". Los grupos, que estaban frente a la estación de tren y dentro de ella, "no se inmutaron por la presencia de la policía".




Según el informe, los agentes encontraron muchas personas angustiadas, llorando, asustadas, especialmente mujeres y chicas. Informaron de peleas, robos, asaltos sexuales contra mujeres...


Grupos de varones de apariencia árabe fueron identificados en repetidas ocasiones como los autores. La identificación de los responsables - en especial de los autores de las agresiones sexuales, "ya no fue por desgracia posible". 





La razón: "Las fuerzas de seguridad se vieron incapaces de tomar el control de todos los incidentes, asaltos, crímenes, etc. Simplemente demasiados sucesos ocurriendo al mismo tiempo". La policía se vio frustrada por su falta de capacidad para ayudar a cada víctima. A veces, ni siquiera era posible registrar todas las llamadas de auxilio.


El informe relata varias intervenciones de los agentes de policía esa noche:


-Los agentes se vieron impedidos para llegar hasta las personas que pedían ayuda por el bloqueo de "grandes grupos de hombres".



-Un hombre es citado en el informe, donde al ser detenido dice: "¡Soy un sirio. Me tienes que tratar amablemente, la señora Merkel me invitó!".



-Los testigos fueron amenazados cuando proporcionaron nombres de los autores.



-Varias personas rompieron permisos de residencia frente a la policía de manera desafiante, y con una sonrisa afirmaban: "...Tu no me puedes tocar; Sólo tengo que ir mañana y obtener uno nuevo". El informe, sin embargo, no confirma que los documentos destruidos delante de los agentes sean copias o auténticos.



-Las órdenes para que la gente abandonara las instalaciones fueron ignoradas. Tampoco fue posible retener a los sospechosos debido a la falta de recursos. Tras el cierre de las vías debido al exceso de gente, la gente simplemente se abrió paso a través de plataformas adyacentes y vías del tren. Se produjeron peleas cuando los trenes estaban siendo abordados. Era "un sálvese quien pueda".






La situación, descrita en el informe como "un caos", estaba tan fuera de control que había preocupación de que se produjeran lesiones graves o incluso alguna muerte. Por eso, el oficial al mando de la operación decidió despejar la plaza. 

El informe señala que los agentes de policía fueron "bombardeados con fuegos artificiales y botellas de cristal". Incluso después de que la plaza fuera despejada, hubo "repetidamente múltiples enfrentamientos físicos, así como contra grupos de personas, hurtos y robos en varios lugares al mismo tiempo".




El agente autor del informe llega a una conclusión perturbadora: Las acciones de los agentes de policía fueron recibidas con un nivel de falta de respeto "como nunca he experimentado en mis 29 años de servicio público".


Debido a que muy pocos funcionarios estaban presentes en la escena, los que estaban "llegaron a los límites de sus capacidades con bastante rapidez".




El despliegue duró de 21:45 a 7:30. Se critica el personal insuficiente y unos equipamientos débiles, a lo que solicita en el informe que "no pueden esperar más para recibir nuevos". El autor describe la situación en Nochevieja como "caótica y vergonzosa".


En los días posteriores a los ataques de Nochevieja, la policía de Colonia ha recibido más de 100 denuncias. En una declaración inicial en la mañana del 1 de enero, el departamento de prensa de la policía señaló que la situación había sido "relajada". El Presidente de la Policía de Colonia Wolfgang Albers admitió más tarde que "esta declaración inicial fue incorrecta".


Traducido por Selecta News
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top