Menu
 

El Ministerio de Defensa ruso ha anunciado que los bombarderos rusos Su-34 que operan en Siria llevarán a partir de este lunes misiles aire-aire para su "autoprotección", en respuesta al derribo el pasado 24 de noviembre de un bombardero ruso atacado por cazas turcos.





El Ministerio de Defensa ruso ha anunciado que los bombarderos rusos Su-34 que operan en Siria llevarán a partir de este lunes misiles aire-aire para su "autoprotección", en respuesta al derribo el pasado 24 de noviembre de un bombardero ruso atacado por cazas turcos.

"Hoy y por primera vez los bombarderos de combate Su-34 han salido de misión llevando no solo bombas OFAB-500 y bombas guiadas KAB-500, sino también misiles aire-aire cortos y medianos", ha explicado un portavoz del Ministerio, Igor Klimov, en declaraciones a la agencia de noticias estatal rusa Sputnik.

Estos misiles "están equipados con dispositivos de seguimiento y pueden alcanzar objetivos aéreos a una distancia de 60 kilómetros", ha destacado.

La muerte de Peshkov tras ser derribado por cazas turcos el bombardero Su-24 que pilotaba el pasado 24 de noviembre ha provocado una crisis diplomática entre Rusia y Turquía. Ankara sostiene que fue derribado tras violar el espacio aéreo turco y después de varias advertencias, mientras que Moscú lo niega y asegura que nunca salió del espacio aéreo sirio.


Fuente




Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top