Menu
 

La reapertura del gran colisionador de hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) prometía grandes avances en el campo de la física. El primer gran resultado de los experimentos CMS y ATLAS tras el descubrimiento del bosón de Higgs ha sido presentado hoy en Ginebra. El CERN ha encontrado indicios de una partícula desconocida hasta la fecha y no predicha por el modelo estándar. 





La hipotética partícula descubierta es seis veces más masiva que el bosón de Higgs, dado que el exceso de fotones ha sido detectado para una masa en el intervalo entre 747 y 760 GeV, cuando el bosón de Higgs tiene 125 GeV. Aunque los científicos aún no han podido determinar qué partícula sería ni si podría tratarse de una fluctuación estadística, algunos especialistas apuntan la posibilidad de que pueda tratarse de una partícula relacionada con la supersimetría. Otros expertos, como el Dr. Markus Nordberg, del Departamento de Desarrollo e Innovación del CERN, también han sugerido a Hipertextual que dicha partícula podría ser la primera prueba de la existencia de universos paralelos.

La hipotética partícula encontrada en el CERN abre nuevos interrogantes para los especialistas en física de partículas. A falta de confirmar su naturaleza y la relación que podría tener con la supersimetría u otras hipótesis de la física de partículas, lo cierto es que este nuevo hallazgo pone de relieve el papel clave que tiene el túnel del LHC para entender el mundo que nos rodea, como nos explicó el pasado mes de septiembre la Dra. Fabiola Gianotti, que asumirá la dirección del CERN a partir del 1 de enero de 2016.
Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top