Menu
 

Un avión de pasajeros tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia después de que un individuo tratase de derribar la puerta de la cabina de los pilotos antes de intentar abrir dos salidas de emergencia en pleno vuelo.




El avión, de la compañía Wizz Air se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en Suecia. La persona fue reducida por otros pasajeros durante un vuelo entre Bucarest (Rumania) y Torp (Noruega).

El sospechoso fue entregado a la policía tras el aterrizaje de emergencia en la ciudad sueca de Malmo.


La versión oficial apunta a que el detenido estaba bajo los efectos del alcohol.
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top