Menu
 

Altos responsables del Ministerio de Antigüedades de Egipto están "convencidos al 90%" de que existe una cámara secreta en la tumba del faraón Tutankamón que podría albergar el último lugar de descanso de la reina Nefertiti, en lo que se trataría del mayor descubrimiento egiptológico de este siglo, y han dado orden de efectuar más escáneres para refrendar su teoría.





El egiptólogo británico Nicholas Reeves, impulsor de la iniciativa, cree de hecho que los restos del faraón, el niño-rey de Egipto que gobernó desde 1336 a 1327 a. C., fueron introducidos en su actual lugar de reposo y Nefertiti (su madrastra), en la cámara secreta.

El 'Rey Tut', como se le conoce afectuosamente, murió en torno al 1323 a.C. Su tumba intacta, con su famosa máscara fúnebre de oro, fue descubierta en 1922 por el egiptólogo británico Howard Carter.

Ahora, Reeves ha anunciado este sábado, acompañado del ministro egipcio de Antigüedades, Mamud al Damaty que las probabilidades de hallar a Nefertiti han aumentado significativamente. "Al principio creíamos que había un 60% de posibilidades, pero ahora creemos al 90% que hay algo detrás de estos muros", declaró Al Damaty.

"Existe, de hecho, un espacio vacío detrás del muro", ha aseverado el especialista de radar japonés Hirokatsu Watanabe. "Lo que sucede es que, ahora mismo, desconocemos el tamaño del espacio que hay tras ese muro".

El hallazgo de la cámara de Nefertiti explicaría una de las grandes incógnitas a la que se han enfrentado los egiptólogos: por qué la tumba de Tutankamón era más pequeña que la de otros faraones y por qué tenía la forma propia de lugares de reposo reservados a las reinas egipcias.




Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top