Menu
 

Los bancos más grandes de Estados Unidos están encendiendo las alarmas por la salud de estos préstamos. Por segundo trimestre consecutivo, han advertido a los inversores sobre un aumento en los préstamos al sector energético en problemas. BofA, JPMorgan y Wells Fargo elevan reservas para atender la crisis de los bajos precios del crudo. Las compañías energéticas han tenido problemas para pagar sus deudas.






Los bancos perderán dinero en los préstamos que han hecho

Eso es bastante evidente, independientemente de si los precios del petróleo suben a 30 u 80 dólares por barril”, dijo Dick Bove, un analista que cubre el sector bancario en Rafferty Capital.

Los bancos se preparan para los impagos

El auge energético estadounidense de la década pasada se vio impulsado por una ola de crédito barato por parte de los grandes bancos. 

Pero ahora han comenzado a surgir grietas en ese auge debido a que los precios del petróleo se han desplomado desde 100 dólares el año pasado a menos de 50 dólares en la actualidad.

Wells Fargo dijo el miércoles que se vio obligado a reservar más dinero para amortiguar posibles impagos comerciales debido al “deterioro en el sector de la energía”.

Bank of America informó que podría tener que apartar un 15% adicional para hacer frente a los créditos comerciales en problemas, específicamente en su cartera de petróleo y gas.

JPMorgan Chase también aumentó sus reservas para pérdidas crediticias de petróleo y gas en alrededor de 160 millones de dólares el trimestre anterior. 

El aumento fue impulsado por el sentimiento de que “los precios del petróleo se mantendrán bajos durante más tiempo”, dijo Marianne Lake, directora financiera de JPMorgan, a los periodistas en una conferencia telefónica.



No es una repetición de la crisis subprime

Es importante tener en cuenta que los préstamos de energía no parecen representar una amenaza existencial para los grandes bancos como sucedió con los préstamos hipotecarios hace tan solo siete años.

Bove estima que la cartera de petróleo representa solamente entre el 2% y el 3% del total de préstamos de los grandes bancos, en comparación con 33% de los préstamos a bienes raíces residenciales antes de la crisis financiera.



“No será trascendental”, dijo Bove.

Bank of America, por ejemplo, reportó una exposición de crédito comercial de 46,000 millones a la industria de la energía a finales de septiembre, un aumento de 41,500 millones de dólares respecto al año anterior. Eso se compara con un total de 900,000 millones de dólares en capital de préstamo comercial.

Si los bancos retiran el crédito, las compañías petroleras podrían colapsar
Aun así, es posible que los bancos deban apartar más dinero para protegerse contra pérdidas por préstamos si los precios del petróleo se mantienen deprimidos. 

Los bancos suelen realizar una “redeterminación” en otoño. Es un proceso bianual en el que reevalúan la cantidad de financiamiento que ofrecen con base en la cantidad de petróleo que una empresa puede bombear a los precios actuales.

Los bancos podrían optar por retirar bruscamente el financiamiento a las compañías petroleras en problemas, provocando que algunas realicen liquidaciones o incluso que salgan del negocio.

Podría haber un aumento de las quiebras “si el sector financiero se asusta o se paraliza”, dijo Riccardo Bertocco, un socio de Bain & Co., que se especializa en petróleo y gas.

Pero el jefe de JPMorgan, Jamie Dimon, señaló que el banco será paciente para no arruinar las relaciones de larga data con la industria petrolera.

“Para eso estamos aquí: para prestar a los clientes, sobre todo en tiempos difíciles. No puedes ser un banco que cada vez que algo sale mal, huyes de tu cliente”, dijo Dimon a analistas en una conferencia telefónica.

Link
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top