Menu
 

Las nuevas bombas atómicas estadounidenses B61-12están a punto de llegar a Italia, como reemplazo de lasB61. La Federación de Científicos Estadounidenses (FAS) lo confirma desde Washington, con pruebas debidamente documentadas. El científico nuclear Hans Kristensen, director del Nuclear Information Project de la FAS, escribe que precisamente para recibir esos artefactos atómicas se ha emprendido la modernización de la base de la US Air Force en Aviano (en la región de Pordenone) y la de Ghedi Torre (en Brescia), situadas ambas cerca de las fronteras nororientales de Italia. Prueba de ello es una foto satelital que muestra la edificación, en Aviano, de una doble barrera alrededor de 12 búnkeres con techo en forma de cúpula, donde se hallan los F-16C/Ds de la 31ª Fighter Wing estadounidense, listos para despegar portando las bombas nucleares. 





La OTAN está desplegando en Europa una nueva generación de armas nucleares, en franca violación del Tratado de No Proliferación.


Similares preparativos se desarrollan actualmente en la base aérea alemana de Buchel, donde se están rehaciendo las pistas, dotándolas de nuevo equipamiento. Documentos del Pentágono, citados por la televisión pública alemana ZDF, muestran que esa base también está a punto de recibir [de Estados Unidos] las nuevas bombas nucleares B61-12. 


Lo mismo sucede - según los documentos que presenta la FAS - en la base aérea de Incirlik, en Turquía, donde también se está trabajando para reforzar «el área OTAN» dotada de 21 búnkeres, que acogerán las nuevas bombas atómicas [estadounidenses]. También se están reforzando las bases nucleares en Bélgica y en los Países Bajos, donde igualmente se espera la llegada de las bombas nucleares [estadounidenses] B61-12, modelo puesto a prueba en julio pasado en el polígono de Tonopah, en el Estado de Nevada. Allí se realizarán también, en lo que queda de año, los 2 otros ensayos necesarios para perfeccionar esa bomba atómica. 

Se desconoce cuántas bombas [nucleares estadounidenses] del tipo B61-12 serán desplegadas en Europa y en Turquía. Según los últimos estimados de la Federación de Científicos Estadounidenses, Estados Unidos almacena actualmente 70 bombas atómicas B61 en Italia (50 en Aviano y 20 en Ghedi), otras 50 en Turquía, 20 en Alemania, 20 en Bélgica y otras en los Países Bajos, o sea un total de 180. 

Pero nadie sabe exactamente cuántas son. Por ejemplo, en Aviano hay 18 búnkeres capaces de acoger más de 70 bombas atómicas. También se desconoce cuántas bombas nucleares hay a bordo de los portaviones estadounidenses que se hallan en los puertos y las aguas territoriales de Europa. El programa del Pentágono prevé la fabricación de 400 o 500 bombas B61-12, que costarán entre 8 000 y 12 000 millones de dólares. Pero lo más importante no es la cantidad.

Link
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top