Menu
 

“La ejecución de este destacado clérigo tendrá un elevado precio para Arabia Saudí”, ha asegurado este domingo el vicecanciller iraní para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Amir Abdolahian. Las declaraciones de Amir Abdolahian se producen en reacción a la decisión del máximo tribunal saudí de rechazar la apelación a la sentencia de pena de muerte impuesta sobre Al-Nimr.





Ahora, el Ministerio saudí del Interior está autorizado a ejecutar, sin previo aviso, al clérigo, una vez sea ratificada la sentencia por el rey Salman bin Abdulaziz Al Saud.

El diplomático iraní ha denunciado que esta “preocupante” decisión ha tenido lugar, pese a que las autoridades del régimen saudí no han ofrecido explicaciones convincentes sobre su mala gestión durante los rituales del Hach de este año, como el desplome de una grúa en la Mezquita Al-Haram, en La Meca, y la estampida del pasado 24 de septiembre cerca de la citada ciudad, en las que murieron miles de personas.

“Los trágicos incidentes durante el Hach, así como la ineficaz ofensiva militar de Arabia Saudí contra el pueblo yemení ponen de relieve que este país no está pasando por su mejor momento, por lo que las actitudes provocativas y sectarias hacia los ciudadanos no beneficiarán al régimen saudí”, ha agregado.


El vicecanciller iraní para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Amir Abdolahian.


Además, ha llamado a la monarquía saudí a poner fin a sus acciones aventuristas contra su pueblo y otros países regionales, y a basar sus políticas en la “justicia y la lógica”.

Al-Nimr fue detenido el 8 de julio de 2012 cuando resultó herido por disparos. El prominente clérigo chií fue condenado a la pena capital el 15 de octubre de 2014 por haber defendido los derechos de los prisioneros y desobedecer a la familia real que rige el rico país árabe.

Hispan Tv

Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top