Menu
 

La policía de Moldavia ha logrado evitar al menos cuatro intentos de ventas de material nuclear por parte de redes criminales, incluido uranio para fabricar una bomba atómica, que iban a ser vendidos al grupo Estado Islámico.




Los policías actuaron junto con agentes del FBI para capturar a los criminales durante una serie de operaciones en Moldavia, una ex república soviética situada entre Rumanía y Ucrania.

El más reciente de estos casos se produjo en febrero de 2015, cuando se les ofreció a agentes encubiertos una gran cantidad de cesio radiactivo con el fin de fabricar una “bomba sucia”.

“Podemos esperar más de estos casos. Mientras los traficantes piensan que pueden ganar mucho dinero sin ser descubiertos, van a seguir haciéndolo”, declaró el oficial de policía moldava Constantin Malic.

Aunque en la mayoría de los casos la policía interrumpió las transacciones en sus primeras etapas, los cabecillas lograron escapar, posiblemente con su contrabando nuclear.


No es el único caso




En 2010, se produjo la detención de al menos tres personas que participaron en un acuerdo para vender una pieza recortada de un cilindro de uranio empobrecido. En 2011, la policía frustró un acuerdo para vender uranio a un comprador en Sudán.

El año pasado se frustró para vender una muestra de uranio no enriquecido por 15.000 dólares.

En junio de 2015, fuentes de inteligencia australianas informaron que se incautó material radiactivo suficiente para construir una poderosa “bomba sucia” capaz de hacer "daños muy graves".

En la actualidad, el grupo yihadista posee productos químicos de los que se apoderó en los laboratorios y hospitales con los que podría fabricar una bomba de este tipo con consecuencias fatales.

Una bomba sucia es un arma radiológica que combina material radioactivo con explosivos convencionales. Está diseñada para dispersar material radiactivo sobre un área grande.

Cabe destacar que algunos medios occidentales utilizan estos casos para atacar a Rusia, afirmando que muchos de estos grupos criminales tienen vínculos con el FSB, la antigua KGB.

Y cabe indicar también que la proliferación de estas noticias se incrementaría de forma interesada antes de un posible atentado de falsa bandera.


Link
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top