Menu
 

Arabia Saudí está respondiendo a los recientes ataques aéreos rusos sobre los rebeldes sirios mediante la intensificación de suministros de armamento letal para los tres grupos rebeldes diferentes, según comunicó un funcionario del gobierno de Arabia Saudí a BBC.






El funcionario, que pidió no ser identificado, dijo que los suministros de armamento moderno de alta potencia, incluyendo armas guiadas antitanques, se incrementarían a los grupos rebeldes apoyados por Occidente en su lucha contra las fuerzas del presidente de Siria Bashar al-Assad y sus aliados rusos, iraníes y libaneses.


También afirmó que de esos grupos no se incluye al Estados Islámico o al frente al-Nusra. En cambio, dijo que las armas irían a tres alianzas rebeldes, Jaysh al-Fatah (Ejército de la Conquista), el Ejército Sirio Libre (FSA) y el Frente Sur.

Rusia ha declarado que todos los rebeldes que se opongan al gobierno de Assad serán tratados como terroristas, incluyendo aquellos entrenados por EE.UU.


El funcionario agregó que Qatar y Turquía han sido fundamentales para mantener el apoyo de Arabia Saudí a los rebeldes sunitas que luchan contra las fuerzas de Assad.

El funcionario saudí no descartó que se haga suministro de misiles tierra-aire a los rebeldes, una medida temida por muchos países de Occidente por temor a que caigan en manos del Estado Islámico para derribar aviones.


'Una nueva yihad'






Por otra parte, un alto funcionario del Golfo Árabe ha expresado su temor de que la intervención militar de Rusia en Siria dé lugar a una nueva yihad o "guerra santa" y una repetición de la experiencia desastrosa de Rusia en Afganistán en la década de 1980.

Este otro funcionario, que también pidió permanecer en el anonimato, dijo a los periodistas que durante la Asamblea General de la ONU la semana pasada en Nueva York, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, fue advertido por los diplomáticos árabes que las acciones de su país en Siria estaban creando lo que llamó "un monstruo de Frankenstein" que se acabaría con un gran número de yihadistas dispuestos a liberar Siria de rusos, iraníes y de Hezbollah. Dijo que la respuesta de Rusia fue la de intensificar sus ataques aéreos.

Sin embargo, el funcionario del Golfo admitido que después de más de cuatro años de conflicto en Siria y más de 250.000 muertes, ni Occidente ni los estados árabes del Golfo tenían una estrategia para resolver el conflicto.

También dijo que había una necesidad más clara del liderazgo de Estados Unidos, y que lo peor que podría pasar para Occidente sería aceptar un compromiso que permita a Assad permanecer en el poder, aunque sea por un tiempo limitado.




"Los árabes sunitas de la región, continuó, no van a aceptar esto, ni ninguna disposición que permita a Irán dominar Siria", y agregó que el Estado Islámico y otros grupos extremistas eran los síntomas, no la causa, de las desgracias de Siria, que culpó de lleno al presidente Assad.

La mayoría de los estados árabes del Golfo y Turquía han estado advirtiendo desde hace tiempo que el conflicto de Siria sólo puede terminar cuando el presidente Assad sea derrocado del poder. Ellos saben que Rusia no tiene intención de dejar que esto suceda y que piensa defender al presidente sirio a toda costa.

El alto funcionario del Golfo dijo que ahora teme ataques rusos arrasando zonas enteras que se opongan al gobierno.

En resumen, los rebeldes anti Assad van a recibir armas nuevas y más poderosas, por lo que todo apunta a que la guerra de Siria está a punto de ponerse mucho peor.

BBC
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top