Menu
 

Los ataques del Papa sobre los que adoran al "Dios dinero" y sus críticas a un sistema económico mundial injusto no han dejado indiferentes a la parte más conservadora de Estados Unidos. Yahoo News publicó recientemente un artículo donde se podía leer que desde Wall Street hasta los republicanos del Tea Party, han criticado duramente al pontífice, calificándolo por ejemplo como "marxista mal camuflado". Las críticas se han intensificado tras visitar Cuba. "Juan Pablo II, un anticomunista feroz, estaría revolviéndose en su tumba", dijo un reportero estadounidense al respecto.




El experto en asuntos del Vaticano, Andrea Tornielli, no cree que el Papa sea antiestadounidense.

"Lo que ha dicho sobre un sistema financiero salvaje, una economía que mata, una idolatría del dinero, es parte de la doctrina social de la Iglesia", dijo Tornielli. Es una doctrina en muchos aspectos olvidada por aquellos que, incluso en los círculos católicos, glorifica el sistema actual como el mejor de los mundos posibles, y piensan que hay que seguir haciendo a los mercados aún más libres porque es la única solución para acabar con la pobreza y el hambre".

Algunos obispos de Estados Unidos dicen que el Papa no les ha dado suficiente apoyo en contra de la administración de Obama sobre el aborto, la anticoncepción y el matrimonio homosexual. Otros criticaron al Papa por haber elegido para visitar lugares como Albania y Sri Lanka antes que Washington y apenas mencionar a Estados Unidos en sus discursos.





Austen Ivereigh, autor de una biografía del Papa, dice: "Para él, los Estados Unidos no es el centro del mundo."

Los expertos dicen que mientras el Papa pueda defender la idea de un mundo justo y libre, no dudará en enfrentarse al ala de la iglesia católica ultraconservadora, xenófoba y de derechas.


Francisco en su reciente visita a Cuba

John Allen, experto religioso que escribe para el sitio web Crux, dijo de Francisco que "existen señales inequívocas de que él ve a Estados Unidos como parte del problema mas que de la solución.

"Existen similitudes en la actitud del Papa hacia Estados Unidos como muchos obispos latinoamericanos hacen", dice Allen. "Es una mezcla de temor sobre el poder económico y militar del país y el respeto a la generosidad de los estadounidenses en tiempos de necesidad, junto con el resentimiento por la accidentada historia de Estados Unidos".

El biógrafo papal Marco Politi dijo que el objetivo principal de la visita del pontífice Estados Unidos es hacer reflexionar sobre el creciente abismo entre miles de millones de personas pobres y un pequeño grupo de super ricos.


Fuente
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top