Menu
 

El nuevo suicidio de un empleado financiero o bancario, (de nuevo arrojándose desde una gran altura, como en multitud de casos similares), se suma a la ya larga y sospechosa lista de financieros muertos en extrañas circunstancias en los últimos meses.


Un financiero de 23 años, del que aún no se ha revelado la identidad y que trabajaba para la firma de auditoria y consultaria financiera PwC, anteriormente llamada PricewaterhouseCoopers, se suicida arrojándose desde la décima planta del edificio de su empresa.

Un testigo declaró: “Yo lo vi. Fue horrible. Vi su silueta caer contra el cielo con las piernas y los brazos agitándose y luego escuché un gran golpe masiva”

La escena, se produjo ante otros empleados de oficinas cercanas y numerosos turistas que visitaban la zona.








Link
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top