Menu
 

En China, en un lugar de la provincia de Qinghai conocido como la Pompeya china, han sido hallados los restos óseos de una madre de rodillas protegiendo con los brazos a un niño.



El asombroso descubrimiento fósil de este abrazo milenario ha conmocionado a los investigadores. Los fósiles, que datarían de la Edad de Bronce, en torno al 2000 a.C., se corresponden con los de una madre que parece querer proteger a su hijo, probablemente durante el fuerte terremoto que sacudió la provincia de Qinghai, China, informa Daily Mail citado el miércoles por medios de comunicación.

Los restos óseos muestran a la madre arrodillada en el suelo rodeando con los brazos a su hijo. Los arqueólogos afirman que se trata de un niño. Las hipótesis apuntan a que el lugar fue sacudido por un gran terremoto, a lo que se unieron inundaciones provenientes del río Amarillo, si bien aún no se comprende la magnitud exacta de la catástrofe.


Otro par de esqueletos encontrados en el sitio arqueológico de China también parece estar abrazándose.


Se estima que la catástrofe acabó con todo el asentamiento, dando lugar a comparaciones con Pompeya, aunque el sitio en China, más conocido como Lajia, es 2000 años más antiguo que la ciudad romana. 

Link
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top