Menu
 

Las grandes crisis financieras han tenido grandes subidas y bajadas. Este es exactamente el tipo de comportamiento del mercado que podríamos esperar durante las primeras etapas de una gran crisis financiera. Los mercados tienden a subir cuando las cosas están en calma, y ​​tienden a bajar cuando las cosas se ponen mal. Es algo natural. Durante las graves crisis, al siguiente día de haberse producido un día negro, los mercados suben de repente. Esto es debido a las ansias de venta por el pánico creado, para al día siguiente crear nuevas ansias, pero esta vez de compra.




Aquí tienen un dato que no tiene discusión ninguna: Seis de las diez mejores ganancias en un solo día para el Dow Jones Industrial Average sucedieron durante la crisis financiera de 2008. Así que no se deje engañar por que un día sea muy positivo para las acciones, como hemos visto tras el "Black Monday". Todo es parte del colapso.

De hecho, hubo un momento en que el Dow Jones subió más de 400 puntos, aparte de las europeas. Por supuesto ya salieron los medios a proclamar que el mercado de valores ya se había recuperado.




Y si las acciones vuelven a subir mañana, cosa que probablemente debería suceder, todos esos mismos "expertos" volverán a proclamar que todo está bien. Que lo del lunes fue un mal día.

Pero la realidad es que nada está bien. La extrema volatilidad que estamos asistiendo simplemente nos dice que nuevos problemas están llegando. El martes, el mercado estaba "quemando energía", ya que los inversores de corto plazo buscaron comprar la caída. Pero ahora esa ola de compras apresuradas está amainando y el Dow Jones está volviendo a bajar.


Lo que hemos presenciado hasta ahora ha sido solo un aviso 

El evento principal se desarrollará durante los meses de septiembre a diciembre, y en este momento la mayoría de la gente ni siquiera imagina las cosas que vamos a ver en el año 2016.

Aquí tiene un claro ejemplo: Durante la crisis de 2008, el mercado de EEUU se elevó de un 5% a un 11% en un solo día seis veces. 


Cómo acelerar un colapso financiero

Una guerra en Medio Oriente, un desastre natural o un ataque terrorista con armas de destrucción masiva son ejemplos de tipos de eventos que podrían convertir el actual desplome del mercado financiero en un colapso financiero total.

A medida que avanzamos al mes de septiembre, deberíamos estar dispuestos a esperarnos lo inesperado. Nuestro mundo se está volviendo cada vez más inestable. La época de la estabilidad que hemos estado experimentando en los últimos años ha llegado a su fin. Debemos de asumir que no vamos a regresar a ella más. Esté atento a los próximos acontecimientos. Puede que le sorprendan. O ya no...


Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top