Menu
 

Arqueólogos israelíes han quedado perplejos tras haber descubierto un misterioso mensaje con grafitis, escrito en lengua aramea, en una cámara subterránea de Jerusalén. Según apuntan los investigadores, el sitio servía de baño ritual para la realización de procedimientos de purificación en el primer siglo de la era cristiana.



Hoy en día los científicos israelíes discrepan sobre el significado del mensaje, dado que algunos símbolos (la menorá, candelabro con siete brazos) y las inscripciones en lengua aramea apuntan que el texto podría tratar de un tema religioso, mientras a otros dibujos como barcos, plantas, palmeras, se les atribuye un carácter laico.

"Esta concentración de inscripciones y símbolos conservados en tan buen estado desde la época del Segundo Templo es rara, única y muy intrigante", dijo al respecto el arqueólogo y director de excavaciones de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Royee Greenwald.

Enlace permanente de imagen incrustada

RT
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top