Menu
 


Chip-Chan es una mujer coreana que vive en Seúl, de identidad desconocida, descubierta en un hilo sobre webcams desprotegidas en la zona /x/ de 4chan.

Al principio, debido a la larga cantidad de horas que dormía y que lo hacía en formas incómodas, casi sin moverse, se llegó a creer que estaba muerta. Eventualmente, empezó a dar signos de vida, pero su actitud, sus rutinas y los carteles con escrituras extrañas (aparentemente no es coreano) que podían apreciarse en los videos, indicaban que no se trataba de una persona normal.

Tiempo después, encontraron su blog. En este, Chip-Chan contaba su extraña historia. Según cuenta, en 1999 empezó a ser acosada por un policía corrupto, al que ella se refiere como “P”. Este, en algún momento, logró capturarla e implantarle un chip en alguna parte de su cuerpo. El chip permite a “P” tener acceso a todo lo que Chip-Chan ve, dice o escucha, además de poder controlar sus patrones de sueño y hacerla dormir en el momento y en donde él lo desee. En 2006, Chip-Chan fue consciente de que algo le pasaba y tenía que ver con el secuestro y sus anormales horas de sueño.




Desde 2008, Chip-Chan ha estado escribiendo acerca de su historia en Internet. Desde 2009, hay webcams en distintas partes de su casa. Si bien es plenamente consciente de ello, ella no fue la que las instaló. Pero asegura que las mantiene ahí para poder saber qué es lo que sucede durante las horas que duerme (antes de que le implantaran el chip dormía unas cuatro horas, y siempre se despertaba con el despertador. Luego, con el chip, empezó a dormir por largos periodos -hasta veinte horas seguidas- y era incapaz de escuchar la alarma).

Llegó a retar a aquellos que merodean en su información, que la observen mientras duerme, y mantengan un ojo sobre una alarma que se activa cada diez minutos. Ella asegura nunca haber escuchado o reaccionado a la alarma.

Prácticamente nunca deja su hogar, y no hace más que navegar en la red y dormir. Su apariencia es desaliñada, con aparente mala salud y extremadamente letárgica. Afirma que no puede dejar el apartamento debido al chip implantado, y tampoco ha tratado de contactar con la policía por temor a que “P” lo averigüe.

Si la historia es real, podría significar que Chip-Chan está mantenida en cautiverio en su propia casa por un supuesto policía apodado “P”, y no puede escapar debido al control que ejerce sobre ella, además de que las webcams están intervenidas por el.

El 20 de agosto de 2009, ella notó que a las 10:15 p.m. el reloj de su portátil se detenía. Pero a las 10:30 p.m. volvía a trabajar. Se cree que cuando el reloj se detiene, “P” está haciendo algo con las cámaras. Se dice que cuando la cámara de pronto dejar de funcionar, “P” esta apagando el servidor de Internet.

Si la historia es falsa, Chip-Chan podría ser una persona que sufre paranoia y/o esquizofrenia, además de narcolepsia.

Sin embargo, debido a la inconsistencia de algunos datos y a la contradicción en otros, la historia se vuelve complicada. Al parecer, Chip-Chan ha dejado la casa algunas veces. Se rumorea que sus vecinos, una pareja de ancianos, la sacan del lugar alguna que otra vez. Además, no parece mostrar el comportamiento típico de un esquizofrénico, y tampoco parece incómoda por el hecho de ser observada por las cámaras. En adición, el cómo y por qué es capaz de vivir sola a pesar de sus problemas, son preguntas abiertas. 

Se dice que sus padres murieron y recibió una herencia que le permite vivir de forma independiente.

Pero, más allá de la historia (verdadera o falsa) de Chip-Chan, algo es cierto: Despertó y sigue despertando un extraño sentimiento en sus seguidores. Algunos aseguran haberse sentido inundados por un instinto protector, otros por una gran lástima, y los que simplemente afirman que está loca. Pero donde las opiniones divergen, un evento los une: Todos, como “P”, la siguen observando hasta el día de hoy.



Aquí la pueden ver en directo
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top