Menu
 

Desde que unos aficionados la descunbrieran en los años veinte del siglo pasado, muchos aseguran ver un monstruo alado en esta pintura rupestre del Cañón del Dragón Negro en Utah; en concreto un pterosaurio, un reptil volador prehistórico del periodo Cretácico:


8
La pintura fue hecha por los fremontes, una cultura prehistórica que habitó la meseta del Colorado, en el 1100 antes de nuestra era. Un par de décadas tras su hallazgo, en 1947 alguien repasó el dibujo con tiza para enfatizar la forma de ave extraña y con ello la leyenda del monstruo alado. Hoy en día esta práctica está prohibida porque incita al observador a ver aquello que la tiza sugiere y estropea la pintura.


A medida que se fueron encontrando restos fósiles de pterosaurios en la zona, la leyenda se fue fortaleciendo y las interpretaciones extravagantes cautivando a los turistas. En este vídeo podéis ver cómo eran la especie de pterosaurio que algunos dicen corresponde a la imagen:



Ahora un equipo de geólogos y arqueólogos –Jean-Loïc Le Quellec, Paul Bahn y Marvin Rowe– ha desvelado la verdadera imagen oculta en la pintura rupestre. Son cinco figuras que nada tienen que ver con un ser alado. Lo han hecho con una técnica informática que reconstruye –basándose entre otras cosas en datos sobre los pigmentos hallados en la piedra e imágenes de rayos X– sobre una fotografía del dibujo las zonas de pintura desaparecidas y revela la imagen original. Los detalles del proceso los publican en un estudio en la revista especializada Antiquity.

Foto: Antiquity


Lo que se suponía era un ala de pterodáctilo en realidad son dos humanos y tres animales. La cabeza, pico y cuello del reptil prehistórico es en realidad es una figura humana. El resto del dibujo lo conforma otro humano, alto con ojos destacados, dos cabras y una especie de serpiente.

Los creacionistas consideran esta pintura una prueba de que sus creencias son ciertas. Aseguran que la Tierra la creó Dios hace unos pocos miles de años y que los humanos convivimos con estos animales. La realidad es que la Tierra se formó hace 4500 millones de años y los humanos nunca compartimos tiempo y espacio con los pterosaurios. Ellos se extinguieron hace alrededor de 66 millones de años y los homo sapiens nacimos hace tan solo unos 200.000 años. ¿Qué dirán sobre la nueva interpretación del pictograma?

Link
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top