Menu
 



Un prestigioso físico de la Universidad de Cambridge, el profesor Peter Wadhams, ha asegurado en The Telegraph que tres climatólogos que estudian el Ártico fueron asesinados en poco más de un mes.


El cambio climático es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la Humanidad, pero no hay un consenso sobre cómo resolverlo y, tanto en su faceta política como económica, hay numerosos intereses encontrados. No es de extrañar por tanto que, como en todo asunto de envergadura, haya quien piense que no se nos está contando toda la verdad.

Es muy difícil librarse de las teorías de la conspiración, que siempre se deben tomar con cautela, pero no es habitual que acusaciones de este tipo salgan del ámbito académico, y mucho menos de uno de los más reputados estudiosos del Océano. Y esto es precisamente lo que ha ocurrido.

El profesor Peter Wadhams, que dirige el Grupo de Física de los Océanos Polares de la Universidad de Cambridge ha asegurado en The Telegraph que la muerte en poco más de un mes de tres de sus colegas, que estudiaban el deshielo del Ártico, no puede ser una simple coincidencia.

Los tres investigadores, Seymour Laxon y Katherine Giles, climatólogos del University College London, y Tim Boyd, de la Asociación Escocesa de la Ciencia Marina, murieron en 2013, en sólo unos meses y en circunstancias extrañas.

Laxon murió tras caerse por unas escaleras durante una fiesta de Nochevieja, Giles fue atropellada por un camión mientras iba a trabajar en bicicleta y se cree que Boyd murió calcinado por un rayo mientras daba un paseo.

De izq. a dch.: Seymour Laxon, Katherine Giles y Tim Boyd


Que parezca un accidente

Tras el extraño accidente de Giles, el profesor compartió sus sospechas con la policía, pero Scotland Yard no encontró pruebas para pensar que el atropello respondiera a intereses ocultos. Y a Wadhams le pareció “estúpido” que la policía creyera que las tres muertes estaban conectadas. Pero, dos años después, el oceanógrafo ha decidido compartir sus miedos con la prensa.

Creo que si realmente les ha asesinado alguien debe ser uno de los nuestros, y eso es más aterrador 

“Sí, creó que posiblemente fueron asesinados”, ha confesado el científico a The Telegraph. “Entiendo que sea visto como un lunático por decir esto, pero es una coincidencia demasiado extraña que esto pase en un periodo tan corto de tiempo”. El científico reconoce que cualquiera podría tener accidentes como los de sus colegas, pero le parece muy rato que todo haya ocurrido a la vez y entre gente del mismo campo de estudio.

Wadhams es uno de los científicos que han sido más duros respecto a la inactividad de los gobiernos para frenar el cambio climático. En su opinión, el hielo de los polos podría desaparecer en sólo unos años, provocando un “desastre global” sin precedentes. Pero ante la pregunta de quién puede haber hecho esto no sabe bien qué responder: “Sólo puedo pensar en el lobby del petróleo, pero no creo que vaya por ahí matando a gente. Creo que si realmente les ha asesinado alguien debe ser uno de los nuestros, y eso es más aterrador. Pero es mejor no mentar la bicha”.


“Existen las trágicas coincidencias”

Sus sospechas no han sentado bien entre muchos de los colegas de Wadhams, entre otros la pareja del profesor Laxon, que era a su vez amiga cercana de la doctora Giles: la profesora Fiona Strawbidge. La actual jefa de la división de e-learning del University College London no ha dudado en calificar las acusaciones de Wadhams como “indignantes y muy angustiantes”.

Strawbidge estaba junto a su novio, el profesor Laxon, cuando este se cayó por las escaleras. “Eran muy empinadas y escuché como se caía”, asegura la cienfíca. “Es una locura total sugerir que fue asesinado”.

En 2013 y 2014, tras años de calentamiento, el volumen del hielo en el Ártico aumentó en un 33% 

“Estoy segura de que hay algunos climatólogo que están siendo controlados y perseguidos, pero Seymour [Laxon] no era uno de ellos”, continúa Strawbidge. “Si alguien le hubiera estado persiguiendo lo sabría. A veces hay coincidencias trágicas y tenemos que aceptarlo”.  

Pese a la comprensible reacción de la pareja de Laxon, lo cierto es que el calentamiento de los polos es un tema controvertido. Se cree que el deshielo de los casquetes polares y los glaciares es responsable de alrededor de un tercio de la reciente subida global del nivel del mar, pero en 2013 y 2014, tras años de calentamiento, el volumen del hielo en el Ártico aumentó en un 33%. Políticos, empresarios y científicos están enfrentados sobre sobre la importancia que debemos dar al problema y cómo combatirlo, y esto es puro abono para la conspiración. 

Link
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top