Menu
 

El ministro británico de Relaciones Exteriores, Philip Hammond, admitió hoy la posibilidad del despliegue de cohetes nucleares estadounidenses en este país si ello fuera necesario, aunque aclaró que solo se trata de una opción teórica. Hammond, quien reconoció la necesidad de evitar dar pasos que puedan ser interpretados como un acto de provocación, se refirió, sin embargo, a la supuesta necesidad de enviar "un claro mensaje" a Rusia, a raíz de su posición en la crisis ucraniana. 



El gobierno ruso consideró tal opción como un acto capaz de atizar las tensiones, incrementar el nivel de desconfianza mutua y dañar el balance de intereses en Europa. 

Moscú fustigó el golpe de estado en Kiev, perpetrado por la ultraderecha, con apoyo de paramilitares neofascistas, en febrero de 2014, apoyó la soberanía de Crimea y la causa de la población sublevada en el sureste ucraniano. 

Además, el Kremlin rechaza la campaña mediática de potencias occidentales sobre su presunta agresión a Ucrania y califica de disparatadas las versiones de planes para invadir países europeos. 

Hammond, quien fue en su momento ministro de Defensa del Reino Unido, consideró, no obstante, que el regreso de los misiles a suelo británico, por primera vez desde el anunciado fin de la Guerra Fría, era solo una opción teórica, por el momento. 

Washington no hizo pedido alguno por ahora para desplegar armas nucleares en el Reino Unido, afirmó el jefe de la diplomacia británica, citado por la versión digital del diario Daily Mail. 

El ambiente antibélico en el Reino Unido se incrementó en los últimos tiempos con llamados a cerrar la única base de submarinos atómicos con sistemas de misiles Trident, ubicada en Escocia. 

La base militar de Berkshire, donde estuvieron situados los citados misiles, fue objeto de varias protestas, incluida la de 1983, cuando unas 70 mil personas formaron una cadena humana de 20 kilómetros desde esa instalación hasta una fábrica de armamentos. 

Medios de prensa comentan que el regreso de los cohetes nucleares estadounidenses al Reino Unido violaría el Tratado de Misiles de Alcance Medio y Corto, firmado hace más de 25 años entre Estados Unidos y la Unión Soviética. 

El arreglo se cumplió completamente en 1991 y hasta 2001 se realizaron intercambios de inspecciones entre Rusia y las potencias occidentales.



Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top