Menu
 

"Estamos convencidos de que recuperaremos el control de Donetsk, Lugansk y Crimea, y que vamos a controlar nuestro territorio", dijo citado por su servicio de prensa al intervenir en un foro del Comité Judío Estadounidense.



El jefe del Gobierno ucraniano abogó asimismo por la "unidad de los miembros de la UE y EEUU y de todo el mundo libre" como la "mejor receta y la mejor respuesta ante cualquier agresor y cualquier agresión".

"Una respuesta común y contundente a quienes buscan destruir el orden mundial, dibujar nuevas fronteras tras la Segunda Guerra Mundial, quienes no respetan los derechos y las libertades, la democracia y nuestras naciones; son nuestros enemigos", expresó Yatseniuk.

Además, el ministro ucraniano anunció que Kiev espera captar las inversiones estadounidenses para sus compañías estatales y venderlas después en condiciones más transparentes posibles.

"Queremos iniciar la privatización, si los estadounidenses deciden invertir en las compañías estatales ucranianas, las venderemos en condiciones más transparentes posible", señaló Yatseniuk, agregando que Kiev "quería ver a los propietarios norteamericanos en el territorio ucraniano".

El primer ministro de Ucrania informó que el 13 de julio se celebrará en Washington una conferencia de inversiones ucraniano-estadounidense.

Asimismo, Yatseniuk resaltó la importancia de suministrar a Ucrania las armas defensivas.

"Estas armas son necesarias no solo para Ucrania, sino para defender las fronteras orientales de la UE, hoy somos nosotros quienes defendemos a Europa", resaltó.



El primer ministro ucraniano comenzó el lunes junto con la titular de Finanzas, Natalia Yaresko, una visita de trabajo a EEUU, donde prevén reunirse con los dirigentes de este país y del Fondo Monetario Internacional.

En febrero de 2014, Ucrania vivió un violento cambio de poder que derrocó al entonces presidente Víctor Yanukóvich y llevó a la creación de un Gobierno nacionalista.

Varias regiones ucranianas, concretamente Crimea y las provincias de Donetsk y Lugansk, se negaron a reconocer la legitimidad de las nuevas autoridades ucranianas.
Los crimeos celebraron en marzo de ese mismo año un referéndum en el que respaldaron casi unánimemente, con más del 96% de los votos a favor, la reunificación con Rusia.

Un mes después, Kiev lanzó una operación militar en otra región rebelde, Donbás; desde entonces, las hostilidades entre las fuerzas ucranianas y las milicias locales han causado más de 6.400 muertos y más de 15.900 heridos, según la ONU.





Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top