Menu
 

Todos los centros de mando y bases de Estados Unidos y la OTAN están en plena actividad preparando el «Trident Juncture 2015» (TJ15), «el mayor ejercicio de la OTAN desde el fin de la guerra fría», que se desarrollará en Italia, España y Portugal desde el 28 de septiembre hasta el 6 de noviembre de 2015 con la participación de unidades terrestres, aéreas y navales y fuerzas especiales de 33 países (28 miembros de la OTAN y 5 aliados), más de 35 000 militares, 200 aviones y 50 navíos de guerra. También participarán las industrias militares de 15 países para determinar qué otro tipos de armas necesita la OTAN. 




El Objetivo de este ejercicio «de alta visibilidad y credibilidad»: poner a prueba la «Fuerza de Respuesta» (30 000 hombres), sobre todo su «Fuerza de Vanguardia» de muy alta rapidez operacional (5 000 hombres). 

En el flanco sur, partiendo sobre todo de Italia, la OTAN prepara otras guerras en el norte de África y en el Medio Oriente. Esto último ya está confirmado por el ataque efectuado el domingo [14 de junio de 2015], en Libia, por varios cazabombarderos F-15E estadounidenses que, después de haber despegado probablemente de la base de Aviano [en Italia] utilizaron numerosas bombas oficialmente destinadas a matar un presunto terrorista. 

La fuerza aérea italiana se prepara para la realización de acciones similares. Para verificar «las capacidades de sus unidades en el marco de una fuerza de elevada rapidez de utilización», la aviación italiana utilizará en el "Tridente" el aeropuerto de Trapani - no el de Decimomannu, donde no existe la necesaria "calma" debido a las manifestaciones contra el vasallaje militar [de Italia y Europa] - , «por razones eminentemente logísticas, operacionales y de distancias a recorrer así como por la experiencia ya adquirida y desarrollada en otras operaciones conducidas desde la base», o sea el bombardeo contra Libia en 2011. 


Un lugar estratégico en tiempo de guerra: Trapani, Sicilia.


En Trapani-Birgi operarán unos 80 aviones y 5 000 militares que, a pesar de las declaraciones tranquilizadoras de la fuerza aérea [italiana], pondrán en peligro la seguridad de los vuelos civiles.

El mando de la OTAN o Joint Forces Command (JFC Naples, cuyo cuartel general se encuentra en Lago Patria, Nápoles), bajo las órdenes del almirante estadounidense Ferguson, quien además es al mismo tiempo el comandante de las Fuerzas Navales del EuCom (el mando a cargo de las fuerzas estadounidenses en Europa) y de las Fuerzas Navales del AfriCom (el mando a cargo de las fuerzas estadounidenses en África) desempeñará un papel central en el ejercicio "Tridente".

Cabe destacar que el JFC Naples alterna [en una rotación anual] con la instalación de Brunssum (Holanda) el papel de puesto de mando operacional de la «Fuerza de Respuesta» de la OTAN, fuerza cuya dirección está en manos Comandante Supremo de las fuerzas de la OTAN en Europa [SACEUR], puesto que siempre ocupa un general estadounidense nombrado directamente por el presidente de Estados Unidos. 




La proyección de fuerzas hacia el sur va mucho más-allá del norte de África, según explica el Comandante Supremo en persona, el general Breedlove, anunciando al mismo tiempo que «los miembros de la OTAN desempeñarán un gran papel en el norte de África, en el Sahel y en el África subsahariana». 

Al mismo tiempo, en el flanco oriental, la OTAN sigue reforzando su presión militar sobre Rusia. Según información proporcionada al New York Times por funcionarios estadounidenses y de diferentes países de la OTAN, el Pentágono pretende «preposicionar» armamento pesado (blindados de asalto, cañones, etc.) para 5 000 soldados en Lituania, Letonia, Estonia, Polonia, Rumania, Bulgaria y Hungría. 

Y mientras Washington anuncia que no descarta la posibilidad de desplegar en Europa sus misiles nucleares terrestres, Kiev anuncia la posible instalación en Ucrania de los misiles interceptores de Estados Unidos y la OTAN, similares a los que ya están siendo instalados en Polonia y Rumania [como "escudo antimisiles"]. 




Todas esas declaraciones pasan por alto que Moscú, como ya ha advertido repetidamente, no dejará de tomar contramedidas ya que esas rampas de lanzamiento [del "escudo antimisiles"] también pueden servir para lanzar misiles equipados con ojivas nucleares. 

Es en ese escenario que viene a insertarse «Trident Juncture 2015», expresión de una estrategia de guerra en todas direcciones. Una estrategia confirmada por la participación del secretario general de la OTAN, Jenz Stoltenberg, en la reunión en Austria, a puertas cerradas, del grupo de Bilderberg , grupo que el magistrado Ferdinando Imposimato denuncia como «uno de los responsables de la estrategia de la tensión».
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top