Menu
 

La plaza Syntagma de Atenas se ha convertido de nuevo este lunes en epicentro del respaldo griego a su Gobierno, una vez rotas las negociaciones con las instituciones europeas.




Miles de ciudadanos se han congregado en la emblemática plaza para respaldar la postura del Ejecutivo de Alexis Tsipras, que el pasado viernes anunció la celebración de un referéndum en el que los ciudadanos decidirán, el domingo, si aceptan o no las demandas formuladas por los acreedores internacionales a cambio de nuevos fondos que eviten la suspensión de pago de la deuda griega.

El referéndum formula una pregunta simple: "¿Debería la propuesta que fue sometida por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el eurogrupo el 25 de junio de 2015, que consiste en dos partes que juntas constituyen su propuesta integral, ser aceptada?".

La casilla del 'no' aparece como primera opción, por encima de la casilla del 'sí'. El Gobierno de Alexis Tsipras, que rechazó la propuesta durante las negociaciones porque la considera contraria a sus promesas electorales, ha instado a los griegos a votar de forma negativa.  La mayoría de los mensajes que se escuchan en la plaza se orientan a esta opción.

La plaza se ha convertido  en barómetro del clima social en el país y en los últimos días ha sido el lugar en el que se ha lanzado un rotundo rechazo a las políticas de austeridad impuestas a Grecia por la 'troika' comunitaria.  

"Este país no está en venta ni puede ser chantajeado" o "Venceremos" son algunos de los eslóganes que se pueden ver durante la protesta.

Grecia vive hoy su primer día de 'corralito'. Los bancos han permanecido cerrados, al igual que la Bolsa, y las extracciones de capital se limitan a 60 euros.








Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top