Menu
 

En respuesta a la acciones de Rusia en Ucrania, las fuerzas militares estadounidenses enviarán docenas de tanques, vehículos de combate Bradley y obuses autopropulsados a los aliados en los países bálticos y de Europa del Este, dijo el martes el Secretario de Defensa, Ash Carter.




El equipamiento, suficiente para armar una brigada de combate, será posicionado en Estonia, Lituania, Letonia, Bulgaria, Rumania y Polonia, anunció Carter en una conferencia de prensa en Estonia con los aliados estadounidenses.

Carter dijo que el equipo será trasladado alrededor de Europa para entrenamiento y ejercicios.


El jefe de defensa de Estados Unidos también dijo que Washington y sus aliados de la OTAN impulsarán campañas de defensa cibernética.

"Debemos preparar a la OTAN y a nuestros aliados para los desafíos cibernéticos, especialmente de Rusia", dijo Carter en su discurso.

El anuncio de Carter se presenta durante una gira de una semana por Europa.

"Necesitamos explicarle a aquellos que dudan el valor de nuestros compromisos con la OTAN, que la seguridad de Europa es vital para todo lo demás que apreciamos", dijo Carter el lunes en un evento de prensa con su homólogo alemán.



Aunque Carter no visitará Rusia en este viaje, la influencia del presidente de Rusia, Vladimir Putin, se vislumbra por encima de los diálogos de la gira.

"Uno de los puntos de vista establecidos [de Putin] es un anhelo por el pasado y allí es donde tenemos una perspectiva diferente sobre el mundo e incluso sobre el futuro de Rusia", dijo a los periodistas en camino a Alemania, cuando respondió a una pregunta sobre si Putin es un actor razonable. "Nos gustaría ver que todos seguimos adelante, que Europa sigue adelante, y no parece que esa sea su perspectiva".

Carter también abordó los comentarios que Putin hizo la semana pasada, al anunciar la adición de 40 misiles balísticos intercontinentales al arsenal nuclear de Rusia, un movimiento que Carter dijo que reflejaba la "postura" por parte del líder ruso.

"Las armas nucleares no son algo que debería ser objeto de una retórica relajada de parte del liderazgo mundial", dijo Carter. "Todos estamos conscientes de la gravedad de los peligros nucleares. Todos estamos conscientes de que Rusia es una potencia nuclear arraigada. No hay necesidad de que Vladimir Putin haga hincapié en ese punto".

Los comentarios de Carter son tan solo lo último en una creciente guerra de palabras entre funcionarios estadounidenses y rusos.

En su intervención en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo el viernes, Putin negó que su gobierno se esté comportando de manera agresiva.

"Nosotros no somos agresivos", dijo Putin. "Nosotros somos persistentes en la búsqueda de nuestros intereses".

La semana pasada, la secretaria de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Deborah James, hizo referencia a las acciones rusas.

"En mi mente, la mayor amenaza es lo que está pasando con Rusia y las actividades de Rusia", dijo James durante una visita al Salón Aeronáutico de París. "Es extremadamente preocupante lo que está pasando en Ucrania".

Al igual que lo que Carter dijo que está previsto para los tanques del Ejército de Estados Unidos, los aviones de la Fuerza Aérea de Estados Unidos han estado rotando a través de Europa bajo la operación "Operation Atlantic Resolve".

Tanto los bombarderos B-2 y B-52 como los aviones de ataque F-15C y A-10 han estado participando en esos ejercicios y rotaciones.

James dijo que el F-22 Raptor, el avión de combate principal del Pentágono, podría unirse a esa lista.

"Podía ver fácilmente el día –aunque no lo podría precisar con exactitud– en el que se dé la posibilidad de que el F-22, por ejemplo, rote también allí. No veo ninguna razón por la que eso no pueda suceder en el futuro", dijo James.

También el ejército ha participado activamente en estos ejercicios. En marzo, el ejército envió un convoy de vehículos blindados en una jornada de 1,770 kilómetros desde los países Bálticos, a través de Polonia y la República Checa, hasta Alemania.

Los analistas dijeron que el tamaño del despliegue de unidades blindadas que Carter anunció el martes demostró que era más algo simbólico que estratégico.

Durante la Guerra Fría, Estados Unidos tenía la misma cantidad de vehículos blindados, una brigada, estacionada en tan solo una pequeña parte de lo que entonces era Alemania Occidental, dijo el brigadier general retirado Mark Kimmit, exasistente militar del Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas en Europa.

"Ahora estamos hablando de tomar un equipo de combate de brigada y dividirlo entre estos seis países. Eso difícilmente puede ser visto como una amenaza para Rusia", dijo Kimmit.

Pero el simbolismo era importante, dijo.

"Estamos enviando un mensaje de seguridad a nuestros aliados de la OTAN. Tenemos obligaciones, bajo el tratado de la OTAN, para defender a esos países en caso de ataque. Creo que esos países en la región recibirán bien el posicionamiento de este equipamiento en sus países", dijo Kimmit.

Orysia Lutsevych, analista del Instituto Real de Asuntos Internacionales en Londres, dijo que Estados Unidos y sus aliados de la OTAN deberían de haberle estado haciendo este tipo de declaración a Moscú antes.

El gobierno de Obama "debería haber presionado al Kremlin antes de llegar a la clase de momento de escalada que estamos viviendo en este momento", dijo Lutsevych. "Al tratar de apaciguar al Kremlin durante demasiado tiempo, nos enfrentaremos con un costo más alto cada día".






Link
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top