Menu
 

Durante un estudio de 12 días de duración, el Dr. Giuliana Panieri y sus compañeros del Centro para el Estudio Del Medio Ambiente y Clima del Ártico (CAGE) recogieron imágenes de siete áreas de liberación de metano en el Océano Ártico. Una de ellas era Vestnesa Ridge, con más de 1.000 sitios activos en las profundidades.




Bloques de carbonato son colonizados por anémonas y esponjas. También se han hallado gusanos de tubo y esteras bacterianas. Todos estos "pobladores" son característicos en los sitios de liberación de metano. 

El metano es un potente gas de efecto invernadero que está almacenado en el fondo del océano en cantidades desconocidas. CAGE es un centro dedicado a la evaluación de la cantidad de metano almacenado en estos depósitos, y analiza el impacto que el metano en el océano Ártico pueda tener para el medio ambiente marino y el cambio climático. 

El foco principal de la investigación es el hidrato de gas, metano atrapado en una sólida estructura que se asemeja al hielo. Panieri declaró: "Es la primera vez que hemos visto estas filtraciones de metano en las zonas profundas del océano Ártico. Las imágenes son increíbles". Los datos recogidos serán cruciales para los próximos años. 










Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top